"Con la auditoría a los planes sociales se cuestiona la pobreza y no la riqueza"

El dirigente del Movimiento Octubre, Carlos Suárez, apuntó contra los discursos de odio instalados mediáticamente respecto a los planes sociales y el Potenciar Trabajo. En ese sentido sostuvo que la auditoría que lleva a cabo el gobierno nacional desde Desarrollo Social, que culminó en la suspensión de más de 40 mil planes por presuntas irregularidades para el mes de septiembre, respondió a la presión y puso bajo la lupa la pobreza y no la riqueza.
jesi cuatro

El Movimiento Octubre tiene mediante el ministerio de Desarrollo Social la posibilidad de acceder al Potenciar Trabajo. Su principal referente, Carlos Suárez explicó como se genera la contraprestación una vez que se accedió al plan social y porque es imposible que sus acreedores estén tirados en la cama sin hacer nada y que el resto de la gente "mantenga vagos". 

"Siempre pareciera que la lupa se termina poniendo sobre los más vulnerables, sobre los que menos tienen, esta cosa que siempre se discute la pobreza y no la riqueza. Yo tengo la obligación de decirles a los ciudadanos que el Potenciar no es más que un pago de un medio salario a cambio de una contraprestación, que es un trabajo socio comunitario y en algunos casos puede ser el cuidado de chicos en merenderos, la limpieza de espacios verdes y calles y en muchos otros casos es medio salario para aquellos que deciden organizarse en unidades productivas", comenzó el referente. 

En esa dirección agregó que de este modo la gente tiene una base para iniciar y con lo que trabaja puede lograr completar la otra parte del salario. "El Potenciar Trabajo no es un regalo, no es algo que se le da a la gente para que esté tirada en la cama. Nadie puede vivir bajo ningún concepto tirado en la cama, eso es un discurso implantado por aquellos que siempre están discutiendo el acceso y mejoramiento de la calidad de vida de los más vulneralizados", disparó.  

Finalmente cuestionó la auditoría que lleva a cabo el ministerio de Desarrollo Social de la Nación para transparentar el otorgamiento del programa social Potenciar Trabajo, que tiene 1,3 millones de beneficiarios en todo el país y es el único, a nivel nacional que exige que haya una contraprestación laboral para cobrar el dinero (que a partir de agosto, es decir este mes, es de $ 23.925, un 50% del salario mínimo).

El objetivo de esta auditoría es interrogar, mediante un extenso cuestionario, a cada una de estas personas para descartar irregularidades. "Suena feo una auditoría, yo comparto las cuestiones que se quisieron visibilizar, con el tema de manejos medio raros, que no termina de ser transparente y por eso está en discusión también el Salario Básico Universal, para que no cualquiera pueda acceder a esto sin que haya una plena conciencia que esto lo está haciendo el Estado para el crecimiento de las comunidades, sin organización comunitaria, este salario pasaría a ser esto que la gente cree del Potenciar, alguien que cobre y que no haya nadie que lo organice y regule", finalizó. 

Te puede interesar

Las noticias más importantes del día

Te puede interesar