"En el 2018 pagábamos $3000 una cuota de un auto, ahora vale $60.000"

Rubén Quispe, damnificado y representante de los planes de ahorro de autos en Salta, manifestó que las cuotas de los ceros kilómetros, incrementaron su valor en forma desmedida, tornándose impagables, al punto que algunas familias ingresaron en mora permanente debido al costo mensual.
IMG-20220407-WA0010

Hoy en día este financiamiento de plan de ahorro sigue vigente pero con otro nombre como Crédito Nacional, Plan Rmpresa, Plan Nación, etc,  pero es el mismo crédito del que tantos usuarios se quejan.

Este crédito que indexa de manera diaria, es decir, "si hoy el auto vale cien mil y mañana vale un millón, esa amortización es volcada hacia el consumidor esto lo hizo muy volátil. Todos sabemos que la Argentina está bien en un ciclo de 7 años y pasamos por la gran depresión económica", dijo Quispe.

El plan de ahorro ronda una cuota promedio, no menor a $ 40 mil pesos, para un vehículo que recién se está sacando.

Los administrativos están haciendo un aplicativo de la carga de impuestos de cuota, "significa que nos van a entregar el auto y vamos a pagar 30 mil la cuota, pero mas adelante, los diferimientos hay que pagarlos, son impuestos que te están sacando ahora y te los están prestando para las últimas cuotas" señaló.

Hasta la cuota 50 los usuarios pagaban una carga de impuestos dentro del plan de  84 cuotas. "Hoy en día no existe financiamiento, a partir de los planes de ahorro crédito uba todo es prendario atraves de los administradores".

En el segmento,  los vehículos C ya han superado la barrera de los dos millones de pesos. 

"Yo claramente creo que es imposible seguir pagando, en mi caso, con un Fiat Palio, modelo 2018, el valor móvil de ese vehículo rondaba los doscientos noventa y seis mil pesos, con un costo de valor de cuota que no llegaba a los tres mil pesos, hoy ese auto superó la barrera de los dos millones de valor móvil y la cuota está llegando a los sesenta mil pesos", ejemplificó Quispe.


El INDEC  marcó que una familia promedio necesita cerca de setenta mil pesos para no ser pobre, "¿o sea que el portador de un crédito de ahorro es millonario?", cuestionó, y se respondió a si mismo -un rotundo NO-."Quien hoy cuenta con un plan de ahorro eran personas de  ingresos mínimos, esto es tremendo porque los damnificados son clase media y baja", finalizó.

Te puede interesar