Cafayate: abusaron sexualmente de un hombre, se filmaron, y ahora enfrentan un juicio

JUDICIALES 05 de mayo de 2022
Con la declaración de vecinos y peritos, continuó la audiencia de debate seguida contra siete hombres imputados por abuso sexual gravemente ultrajante agravado por la participación de dos o más personas. El hecho ocurrió en Cafayate, en octubre de 2020. El damnificado es un hombre con retraso madurativo.
En la causa están imputados Enrique Antonio Segovia, Jorge Daniel Gutiérrez, Yoel del Jesús Velardes, Federico Alfredo Segovia, Wilson Hernán López, Jonathan Darío Zerpa y Héctor Ariel Santos. Durante la audiencia se adelantó que este jueves declararán los acusados y que el viernes, a partir de las 9, se expondrán los alegatos.
En la tercera jornada declaró en primer término -por videoconferencia- un testigo ofrecido por la defensa. Se trata de un remisero de Cafayate, conocido de los imputados, quien refirió que se enteró del hecho denunciado cuando vio el video en un grupo de whatsapp. Dijo que lo publicaron una noche y a la mañana siguiente era noticia en la radio. Entonces “estalló la bomba”. El testigo señaló que en un primer momento, él pensó que se trataba de una broma de mal gusto y que por eso no reenvió el video.
Cuando le consultó a su amigo Jonathan Zerpa sobre su vinculación con el hecho, él le aseguró que no había participado.
PERFIL SICOLÓGICO
Seguidamente declaró una psicóloga del Poder Judicial que peritó a los imputados Enrique Segovia y Wilson López. Las evaluaciones psicológicas del resto de los acusados se incorporaron por lectura.
Sobre Segovia, la profesional indicó que se presentó a la entrevista con actitud extrovertida y espontánea, sin tendencia a la evasión. El acusado refirió consumo problemático de alcohol.
La testigo evaluó que el acusado tiende a vincularse con otras personas a través de la broma y el chiste. Su personalidad es rústica, con tendencia a minimizar algunos comportamientos. No obstante, se lo observaba angustiado por la situación que estaba atravesando. Dijo que, a nivel psicosexual, Segovia presenta aspectos inmaduros, impulsivos, pero no desajustados.
Consultada acerca de si el acusado le habló espontáneamente del hecho denunciado, la psicóloga asintió y contó que Segovia le dijo que ese día estaba bajo los efectos del alcohol, en un contexto de bromas en grupo. Manifestó que en ese momento minimizó lo ocurrido, pero luego, ante la intervención de la justicia, pudo comprender el peso de esas acciones. El acusado le dijo que no hubo intencionalidad sexual.
Acerca de Wilson López, la profesional indicó que durante la entrevista, el imputado se mostró angustiado por la mirada social y por haber decepcionado a sus seres queridos. No detectó rasgos de mendacidad en él.
Sobre el hecho denunciado, indicó que López marcó su presencia en el lugar como una situación casual. Le contó que en ese momento, durante la pandemia, realizaba delivery de cervezas y que le solicitaron su servicio. Dijo que decidió quedarse, que tendría que haberse ido porque finalmente eso lo perjudicó.
INVESTIGACIÓN
A continuación declaró un subcomisario de la Unidad Especial de Investigaciones que analizó el video presentado como prueba y realizó un sondeo en redes sociales. Dijo que en ese momento se le solicitó identificar a las personas que aparecían en la filmación subida al Facebook.
En su informe, precisó que el primer individualizado fue Enrique Segovia. Luego, a partir de un análisis de los tatuajes de otro de los sujetos que aparecían en el video se logró identificar a Wilson López. Para ello también se investigó a los contactos de Segovia en Facebook y se cotejó las imágenes posteadas en su perfil.
Gutiérrez también fue individualizado a partir del video. En el caso de Velardes, Zerpa y Federico Segovia, el perito indicó que fueron identificados posteriormente a partir de tareas de ingeniería informática y del entrecruzamiento de datos con el personal encargado de efectuar tareas de campo. El informe no ofrece detalles al respecto.
¿BROMA DE MAL GUSTO?
La denuncia fue presentada por la hermana de la víctima, en octubre de 2020. La mujer refirió que tomó conocimiento por un video difundido en redes sociales que un grupo de personas había tomado por la fuerza a su hermano y lo habían sometido sexualmente.
El defensor Roberto "Tito" Reyes dijo en el programa radial "De Buena Fuente" con Marcela Jesús que no era necesario que los imputados pasen más de 17 meses en prisión por un hecho que recién ahora se debate en juicio. Además, afirmó que su cliente es inocente ya que no tiene participación alguna en el video viralizado y que en todo caso podría tratarse de "una broma de mal gusto" pero de ningún modo un abuso sexual gravemente ultrajante.

Te puede interesar