Instancia final en el juicio por el homicidio de un indigente

JUDICIALES 04 de febrero de 2021
Con la declaración de siete testigos concluyó la recepción de pruebas testimoniales en el juicio seguido contra Patrocinio Escalante (65), quien está siendo juzgado por homicidio simple en perjuicio de Christian Alberto Mendoza, alias “Canota” o “Marcos”. Este jueves se realizará la audiencia de alegatos y, posteriormente, se dará lectura al veredicto.
030221_juicio_sala_vi

Durante la ultima audiencia de recepción testimonial, compareció el licenciado en Criminalística que tuvo a su cargo la coordinación del operativo realizado el 17 de octubre de 2019, día del hecho, en el ingreso al Seminario Metropolitano (Necochea 892). Sostuvo que arribó al lugar a las 5.18 y allí todavía estaba el imputado, Patrocinio Escalante. La víctima, en tanto, permanecía tendida en el suelo. El perito indicó que ambos presentaban manchas sanguinolentas en sus prendas de vestir y que junto al cuerpo de Mendoza había un cinto. Precisó que no había elementos contundentes en el lugar y que no observó ninguna piedra. Tampoco vio lesiones en el rostro del acusado. Finalmente, el testigo afirmó que sí alcanzó a ver que Escalante llevaba puesto un reloj pulsera.

También declaró la médica psiquiatra del Poder Judicial que realizó un informe acerca del acusado. La profesional señaló que Escalante es una persona impulsiva, con bajo umbral de tolerancia a las frustraciones. Dijo que no presenta psicosis ni trastornos mentales y que, al momento de la entrevista, no se observaron en él elementos psicopatológicos que lo tornen peligroso para sí o para terceros. La testigo indicó que el imputado padece un cuadro de alcoholismo crónico sin síntomas de abstinencia.

El último testigo en declarar fue el médico forense del CIF que detalló el informe de la autopsia realizada a Christian Alberto Mendoza. Señaló que la víctima presentaba múltiples excoriaciones superficiales en el rostro, compatibles con signos de pelea. También se le observaron lesiones en el dorso de la mano izquierda, que podrían asumirse como señales de defensa, y un surco de compresión en el cuello. El perito indicó que la autopsia determinó que la muerte de Mendoza se produjo por asfixia mecánica por compresión extrínseca del cuello compatible con estrangulación.

El hecho por el cual llegó a juicio Escalante ocurrió el 17 de octubre de 2019, en horas de la madrugada, en la puerta de ingreso al Seminario Metropolitano. Según consta en la causa, ese día, el imputado llamó a dos policías que patrullaban la zona de Mitre y Necochea y les contó que, mientras se encontraba durmiendo en el hall de ingreso al Seminario, un hombre había intentado sacarle el reloj y que él se lo había impedido, golpeándolo. El acusado precisó que se había sacado el cinto de cuero que llevaba puesto y se lo había colocado al sujeto alrededor del cuello, ahorcándolo.

Posteriormente el damnificado fue identificado como Christian Alberto Mendoza quien, al igual que el acusado, vivía en situación de calle. Cuando la ambulancia del SAMEC arribó al lugar del hecho, los profesionales constataron que el paciente no presentaba signos vitales.

Te puede interesar