Polémica en diputados por el superávit provincial que celebra Dib Ashur

POLÍTICA 03 de agosto de 2022 Por Jesica Aparicio
La declaración del superávit como logro de la gestión económica de Roberto Dib Ashur suscitó polémicas y diferencias en la concepción del término durante la sesión de diputados de ayer, ya que mientras algunos lo interpretan como excedente otros lo advierten como equilibrio. Un proyecto vinculado a la atención del servicio de Gasnor abrió la discusión en torno a la prestación y el rol que le cabe al Ministro de Economía y Servicios Públicos de Salta.
WhatsApp Image 2022-08-04 at 12.42.57 AM

En la última sesión de la Cámara de Diputados, un proyecto que buscaba la normalización de la atención al público de Gasnor en sus oficinas despertó un intenso debate referido a la situación de los servicios públicos, las responsabilidades del gobierno provincial y nacional y la gestión del ministro Roberto Dib Ashur.

Fue Franco Hernández Berni quien puso la discusión sobre la mesa ya que frente la discusión sobre el servicio de gas, expresó: “Nosotros tenemos a quien recurrir, existe un Ministerio de Economía y Servicios Públicos, y es la cartera del gabinete encargada de controlar el cumplimiento en  la prestación de servicio públicos concesionados a determinadas empresas”, sostuvo en referencia a Dib Ashur. 

El representante de San Martín criticó en este sentido: “El Ministro anunciaba en esta Cámara con bombos y platillos un superávit de 12 mil millones de pesos y quisiera saber qué responderían los comerciantes, empresarios, que tiene una presión impositiva provincial tremenda”. Agregó que justamente este sector, en el que se encuentran “los que generan empleos, como pymes y pequeños contribuyentes", es el “mayor perjudicado” por el servicio de gas.

El legislador propuso que con este ‘superávit’ el gobierno de Salta podría impulsar “una quita, espera o beneficio fiscal para los nuevos contribuyentes que están en un momento que necesitan actuación del estado provincial”, planteó Hernández Berni. “Traigamos al Consejo de Ciencias Económicas, los órganos que nuclean empresarios, pymes, emprendedores, los escuchemos. La presión impositiva hoy es tremenda”, aseveró el diputado del bloque Todos. Destacó que esto “es algo inherente al gobierno provincial” y que “tenemos que insistir en soluciones económicas, necesitamos de políticas provinciales en la jurisdicción de Salta”.

El primero que le respondió fue Gonzalo Cara Dávalos quien le replicó que “el superávit no tiene que ver con la prestación del servicio de gas, que debe brindar Nación y ahí deben dar respuestas”, aunque agregó que “no es momento de pelear por quien le corresponde”, sentenció el legislador.

“Empiezan con el dedo acusador de qué le podemos decir a un Ministro”, salió en defensa de la gestión Socorro Villamayor y pidió mejor “escuchar con atención al ministro”. En este sentido cuestionó que Dib Ashur haya dicho “superávit”, aunque observó: “pareciera ser que sí lo dijo, porque lo vengo sintiendo hace muchos días”. Esto es en relación a declaraciones de otros actores de la oposición como Cristina Fiore, del bloque Ahora Salta, quien en anteriores oportunidades reclamó la existencia de este superávit y el sostenimiento de situaciones críticas en la provincia en simultáneo. 

Villamayor explicó que Dib Ashur al utilizar el término se refirió a “un presupuesto equilibrado, previsible” y que en realidad se trataría un monto de 10 mil 600 millones, que, de hecho, ya tiene una asignación específica. “2500 millones pertenecen al fondo fiduciario para agua y saneamiento, 3 mil millones para pago de la deuda, 1500 millones destinados para bonos; obras que se ejecutan a un mes, y subas salariales. No se puede pensar respecto de un presupuesto equilibrado con asignaciones específicas, con programación de pagos y decir que eso se destine al servicio”, reclamó la presidenta del bloque Salta Tiene Futuro. 

Haciendo alusión a Hernández Berni sostuvo: “Encima el que denuncia representa al gobierno nacional y tiene en la frente el sello del FDT”, lo que fue observado por Jorge Restom, quien afirmó: “La mejor defensa de algunos es el ataque”. Por su parte, el olmedista Roque Cornejo del bloque Ahora Salta se sumó a la discusión y aseguró que en la página oficial figura un superávit de más de 12 mil millones, “no es la primera vez que sucede, consecuencia de los excesos de las fuentes financieras, y aplicaciones no equilibradas”, leyó el informe de la AGP, respondiéndole al oficialismo.

Finalmente, el proyecto de Adrián Valenzuela fue aprobado, y la propuesta de Hernández Berni de agregar un apartado al proyecto de declaración que rece: “y que el Ministerio de Economía y Servicios Públicos realice un seguimiento y planificación en la prestación de servicios públicos”, fue desestimada. Aunque ya había declarado el diputado por San Martín, antes de encaminarse la discusión:No echo culpas, doy la discusión política. Nos hablan de superávit, pero no convocan a todos los sectores que tienen que ser escuchados”, y advirtió: “No hay que enojarse…”.

Te puede interesar