Alberto ante la ONU: "La humanidad está en riesgo", dijo y alertó sobre la "violencia fascista" en Argentina

INTERNACIONALES 21 de septiembre de 2022 Por Carlos Torino
Durante su exposición de la 77 Asamblea General, el Presidente remarcó que el atentado contra Cristina Fernández de Kirchner "buscó alterar una virtuosa construcción colectiva que el año entrante cumplirá cuatro décadas de vida".
Alberto Fernández habló en la ONU

Al presidente Alberto Fernández desde que asumió como presidente y la pandemia le enseñó que no había que encariñarse con las filminas ni hacer eternos a los viernes, le vino como anillo al dedo conocer los foros internacionales, acaso el lugar donde más cómodo se siente y desde donde sabe que más repercusión tiene sin ser menospreciado en palabra de gobernante.

Todo esto, claro está, independiente de que alguna vez el grupo Callao – su think thanks que proveyó de los principales funcionarios, la mayoría sindicado como los funcionarios que no funcionan- fantaseen con instalarlo como un estadista mundial.

En su mensaje ante la asamblea de la ONU, el presidente aseguró que el intento de magnicidio contra la vicepresidenta “buscó alterar una virtuosa construcción colectiva que el año entrante cumplirá cuatro décadas”, aludiendo a la restauración democrática.

Puso en alerta que “muchas veces en la historia, los magnicidios han sido prólogos de grandes tragedias y pueblos enteros sucumbieron detrás de los profetas del odio”, y “ le hemos dicho nunca más a los golpes de Estados y a la violencia política”. Nada de lobo solitario. Nada de loquitos sueltos.

Agradeció a “todos los estados que nos apoyaron en la renegociación de nuestra deuda”, y remarcó que “es un endeudamiento que mi gobierno no generó pero que afronta con toda seriedad”, y enfatizo que los criterios de Argentina se ajustan a lo dispuesto en 2015 por la asamblea general de la ONU, que sostenía que “las reestructuraciones de las deudas deben promover el crecimiento sostenido e inclusivo, minimizando los costos sociales y económicos”.

Fernández le puso pimienta a su discurso cuando ori!!ó el reclamo por Malvinas. Denunció que el Reino Unido agravó la controversia con una injustificada y desmedida presencia militar en las islas y con el llamado a la explotación ilegal de los recursos, y manifestó que el país “tiene disposición de reanudar negociaciones con Inglaterra”. Pidió, asimismo, la intervención del organismo supranacional. Lo dijo con todas las letras: “Solicitamos al Secretario General que renueve sus esfuerzos en cumplimiento de la resolución 31/40 de Naciones Unidas y ponga fin a esta anacrónica situación colonial”. 

Te puede interesar