Orozco sorteará un "bono policial" en busca de reconocimiento y popularidad

POLÍTICA 19 de enero de 2022 Por Oscar Burgos
En política nada es por casualidad. El diputado provincial y ex policía, Gustavo Orozco, sorteará desde el 10 de marzo un bono de 30 mil pesos entre los integrantes de la policía de la provincia. Repite así la misma estrategia que usó Alfredo Olmedo para lograr reconocimiento público.
Gustavo Orozco - diputado de Rosario de la Frontera

Quizás sea la última jugada de Gustavo Orozco para vencer a su tocayo y enemigo íntimo en Rosario de la Frontera, Gustavo Solís: lanzar el sorteo de un bono para los policías de la provincia y la presentación de un rimbombante proyecto que obligue a funcionarios y legisladores a presentar la constancia de un examen de rinoscopía, en la idea que con eso disminuiría el consumo de drogas en Salta.   

Sin embargo, como ocurrió hace días con el mediático diputado Javier Milei, una gran cantidad de gente se empezó a anotar en la fanpage del cuestionado Orozco.

En indisimulado tono demagógico, Orozco escribe que “frecuentemente vemos el trato ingrato que reciben muchos compañeros por simplemente hacer su tarea, notamos el abandono económico y laboral que padecen; por eso pensé en retribuirles algo aunque no sea todo", en un rebuscado fundamento como si los efectivos policiales no tuvieran un sueldo, que seguramente él lo sigue cobrando en calidad de comisario retirado. 

“Sortearemos un bono de $30.000 mensual para un agente de la policía provincial que saldrá de mi sueldo como legislador”, aclara y confirma que el primer sorteo será el próximo 10 de marzo.

Orozco, con esta propuesta, confirma que se copió lo peor de la política: ofrecer regalos para esconder la falta de ideas y vocación pública. Además, de llevar varios años viviendo en la política, su hermana Valeria fue diputada del urtubeicismo, concejal y también funcionaria, y él trabajó para el exgobernador, y para Alfredo “Cepillo” Olmedo, sin embargo, reniega de la política como si fuera un extraterrestre.

Evidentemente, Orozco, como antes lo hizo Olmedo y ahora también Milei, busca dar un golpe de efecto en el órgano más sensible de un ciudadano: el bolsillo, según el General Perón.

Te puede interesar