"Esconder las emociones es signo de debilidad"

El presidente de la Fundación Educación Emocional, Lucas Malaisi explicó que una persona puede ser asertiva en la forma de gestionar las emociones manteniendo un equilibrio, esto quiere decir que no guardar lo que se siente porque hace daño, ni tampoco explotar todo el tiempo a la hora de transmitir sentimientos, de esta manera se encuentra el cauce sano para expresar el sentir.  
IMG-20221020-WA0020

El presidente de la Fundación Educación Emocional, Lucas Malaisi, licenciado en psicología, visitó el programa De Buena Fuente para hablar sobre la importancia de crear habilidades emocionales sanas. En ese sentido adviritó que los seres humanos esperamos a que se genere el problema para recién intervenir.

"Por ejemplo, esperamos a que el chico quiera dejar la escuela, tenga fobias, sea violento, etc, para hacer algo, pero la idea es trabajar con el niño sano y desarrollar las habilidades emocionales", dijo y agregó que lo primero en cuanto educación emocional es el reconocimiento de las emociones, es decir la alfabetización emocional, para que esa personita en desarrollo sepa que hay  nombres para las sensaciones físicas y el estado que producen en su cuerpo. 

Malaisi reconoció que cuando ese niño o niña en crecimiento las puede identificar como enojo, tristeza, miedo, felicidad, angustia, etc, y les pone un nombre, es allí cuando las puede gestionar sanamente, "pero hay muchas personas adultas incluso que confunden el enojo con el miedo, con el hambre, con las ansias, y eso se refleja en comer desmedidamente, la bebida, el trabajo, para no tomar contacto con lo que sienten. La primera habilidad de la inteligencia emocional es el autoconocimiento, una vez que tienen el léxico emocional, ya pueden dar el próximo paso", señaló el experto en la materia. 

El psicólogo no dudo en explicar que aquellas personas que no pueden expresar las emociones son débiles, "es un signo de debilidad el esconder y enmascarar la emoción, las personas que suelen identificar las emociones y expresarlas, son fuertes. En definitiva todos tenemos emociones pero algunos las enmascaran mejor que otros, no les va ir bien a quien así lo haga, ni quienes sean impulsivos y las expresen de formas no adecuadas". 

"El ser asertivo requiere un equilibrio, esto quiere decir que no hay que guardar lo que se siente porque hace daño, ni tampoco explotar todo el tiempo, allí se encuentra el cauce sano para expresar el sentir", finalizó. 

Te puede interesar