"Las visitas en las cárceles de Salta están bien controladas"

DE BUENA FUENTE 22 de septiembre de 2022 Por Redacción El Expreso de Salta
Así lo afirmó Ángel Sarmiento, director General de Políticas Penales en el marco de la investigación del crimen con tintes mafiosos de Darío Monges, quien por expreso pedido del entonces secretario de Seguridad, Benjamín Cruz, había ingresado a la cárcel de Orán para hacerle firmar un poder al sicario Oscar Díaz, actualmente alojado en Villa las Rosas. En ese sentido aseguró que la vida del preso no corre peligro y que también mantiene un régimen de visitas reducido.
IMG-20220921-WA0033~2

El sistema careclario se encuentra en una situación de colapso tal como lo evidenció la necesidad de decretar la Emergencia Carcelaria.

Las cárceles del norte provincial no son de máxima seguridad, sino instituciones penitenciarias, que no están preparadas para contener a reos alojados por delitos máximos cómo asesinato, sicariato o narcotráfico. Están sobrepasadas en cuanto a capacidad y con carencia de personal. No sé incorporó en los últimos años la cantidad necesaria de personas que atiendan de forma adecuada las necesidades de una población penal como la que tiene Salta.

Por ello el sicario Oscar Díaz, detenido que visitó Darío Monges tres meses antes de ser acribillado a cinco balazos en el barrio El Círculo, fue trasladado a Villa las Rosas, y por órdenes del Juzgado de Orán que remitió la restricción del régimen de visitas, todavía continúa con reducción en las mismas.

"No hay indicios que le pueda pasar algo a Díaz , pero ya se tomaron preocupaciones en el caso y fue alojado en un pabellón que tiene toda la seguridad, se agregaron cámaras de seguridad para que todo sea controlado desde el día que llegó a la Unidad Carcelaria 1", afirmó Ángel Sarmiento, consulado en el programa De Buena Fuente, por un posible atentando contra si vida luego de la ejecución de Monges.

En ese sentido el funcionario provincial explicó que la visita de Darío Monges al penal de Orán, dónde estaba Oscar Díaz, fue una cosa extraordinaria, solicitada por el entonces secretario de Seguridad Benjamín Cruz y que de otra manera no hubiera logrado ingresar porque se requieren muchos trámites previos para visitar a un preso.

"El traslado del reo surge de una petición que realiza la fiscal que interviene en la causa diciendo que por medidas de seguridad el interno debía ser trasladado a un lugar con mayor envergadura y ese lugar es la unidad Carcelaria de Villa las Rosas y surgió antes de que Monges ingrese a la cárcel de Orán", añadió Sarmiento.

"Para cualquier preso común, si el régimen de visita no tiene ninguna medida ordenada por un juez que impida algún tipo de contacto o visita, el interno hace una lista de las personas que lo pueden visitar tomando como prioridad los familiares directos que luego son citados por la oficina de Atención al Ciudadano, dónde se le requieren datos y documentos y una vez aprobados, recién se habilita el ingreso los días de visita que tiene fijado, que son martes y jueves para cualquier preso común en una institución penitenciarias y los días miércoles para aquellos que tienen situación de procesado sin condena", manifestó el funcionario.

"El abogado se tiene que presentar con la credencial de abogado y el ingreso de le es comunicado al interno y el lo tiene que autorizar. En caso de Monges que no tenía una credencial se presentó con una tarjeta del funcionario Cru, por eso es que tiene la envergadura que tiene. Sobre todo cuando la jerarquía del funcionario es alta y si el (Benjamín) me refiere que sólo firmaría un poder, siendo el autoridad mía, a mi superior no tengo porque negarlo", concluyó.

Te puede interesar

Las noticias más importantes del día