V° San Antonio: Vive en la "zona roja" y teme por su vida ya que recibe amenazas

SALTA 03/01/2023 Por El Expreso de Salta
Liliana Romero vive sobre la calle Corrientes y ya presentó tres denuncias por amenazas, lesiones y daños, y pidió audiencias con fiscales, ministro y el jefe de la policía, pero sigue sin respuestas. Su principal pedido es que se clausure el prostíbulo de Alberdi 868 y que se deje de ejercer la prostitución en la zona. Asegura que “hay peces gordos” y que la actividad cuenta con la “inacción” de la policía.
WhatsApp Image 2023-01-03 at 19.58.02

Liliana Romero tiene 66 años y vive hace algunos años en la calle Corrientes, entre Alberdi y Florida, en Villa San Antonio y denunció en reiteradas oportunidades que recibió ataques y amenazas de muerte de quienes ejercen la prostitución en la conocida “zona roja” de la ciudad. Esto derivó en tres denuncias policiales y en pedidos de audiencia con fiscales y hasta el ministro de Seguridad y Justicia, Marcelo Domínguez, y el Jefe de la Policía, Marcelo Ceballos, que no fueron respondidos.

“Una mañana de noviembre del año pasado, yo salí muy temprano de casa y habían tres individuos travestis ofreciéndose en la esquina de mi casa. Crucé y ante la sorpresa les digo que voy a trabajar con ellos, a lo que uno me amenazó de muerte”, relató Romero a El Expreso de Salta, y sostuvo: “yo los abordo y busco que se vayan de acá”. 

En adelante, los conflictos al encontrarse en la calle con quienes ejercen la prostitución se fueron reiterando y creciendo en grados de violencia. Según denunció Romero una de las veces que intentó sacarles fotos, “me arrebataron los anteojos, los tiraron al suelo y los pisotearon”, relató. “La última vez fue una madrugada. Yo ya contaba con custodia policial en la esquina de Florida. Y la policía no les puede tocar, no se los llevan. Sólo les dicen ‘señoritas, por favor, váyanse’”, comentó la vecina. En otra oportunidad, según recordó Romero, intentó nuevamente sacarles fotos en vistas a que violaban la perimetral que rige sobre su casa y “agarraron unas tiras de cuero y me las cruzaron en el pecho”, reclamó, mostrando las heridas.

WhatsApp Image 2023-01-03 at 19.46.01 (1)

La señora manifestó su preocupación por la seguridad en el barrio, ya que advirtió que a la vuelta de su casa, en Alberdi 868, hay un “prostíbulo y aguantadero”; y pidió que se allane y se clausure. Además, agregó que en pasaje Aguado “se meten en el garaje de una señora que vive sola; ahí se drogan y tienen relaciones”. También señaló que la situación que viven cuenta con la inacción de la policía.

WhatsApp Image 2023-01-03 at 19.46.01

“Nadie me da un informe de actuación porque no existe”, reclamó Romero, ya que denunció en tres oportunidades distintas amenazas, lesiones y daños. Sin embargo, reconoció que recibió la visita de una coordinadora, “pero ellos saben lo que pasa pero prefieren mirar para otro lado”, aseguró. “Le dije a la comisaria mayor ¿qué están esperando? ¿que agarre con una cuchilla a uno? Y solo me escucha y se calla”, sentenció.

Finalmente, Romero pidió: “Yo ya dejé denuncias y una carta diciendo que si me pasa algo, más allá de las amenazas de muerte, que me dicen que me van a mandar a los muchachos, a romper mi casa, pido que esto no sea en vano”. 

“Que vayan a la circunvalación. No vamos a negar que existe -la prostitución-, existe porque consumen. Pero que se vayan a otro lado. Es evidente que en esto hay peces muy gordos, quizás hay gente amenazada”, advirtió la vecina y aseguró: “Yo ya estoy jugada, pero si me pasa algo, te digo que no van a ser los travestis..."

Te puede interesar

Las noticias más importantes del día

Te puede interesar