Segundo día de asamblea en la secretaría de Salud Mental y Adicciones: denuncian violencia laboral, persecución y amenazas

SALTA 11 de noviembre de 2022 Por Redacción El Expreso de Salta
Las y los trabajadores de la secretaría de Salud Mental y Adicciones, junto a los delegados de ATE, llevaron a cabo en la mañana de hoy el segundo día de asamblea consecutivo, para denunciar maltrato y violencia laboral, hostigamiento e incluso amenazas por parte de la secretaria de Salud Mental y Adicciones, Irma Silva, la coordinadora Administrativa del organismo, licenciada Laura Trigo y el coordinador de Adicciones Martín Teruel. Estos últimos negaron los hechos y adujeron que por el contrario, serían los propios implicados quienes no cumplen con sus respectivos trabajos.
asambles

Trabajadoras y trabajadores de la secretaría de Salud Mental y Adicciones, del ministerio de Salud Pública, denunciaron por segunda vez y reunidos en asambleas persecución, maltrato laboral, violencia, amenazas por parte de la coordinadora administrativa, Laura Trigo; el coordinador de Adicciones, Martín Teruel; la licenciada Florencia Cristofari, Ezequiel Vilte y Sergio González, todos pertenecientes al organismo en cuestión. 

La denuncia en puntual surge a raíz de que uno miembro del personal administrativo y técnico, Jorge Puzio, corre el riesgo de quedar cesante, sin aparente razón justificada de su trabajo en el programa Puente, solo por haber cumplido su trabajo. Durante el día de ayer, sus reclamos fueron escuchados por la secretaria de Salud Mental, lic. Irma Silva, quien, según el testimonio del cuerpo reunido en asamblea, no fueron escuchados ni atendidos. 

"Mi situación empieza con una persecución por parte de la jefa del programa CEDIT, lic. Florencia Cristofari Todo comenzó cuando murió mi suegro y le pedí los días de duelo, y lo que ella me contestó es que 'me suene', que no me contemplaban los días de duelo por no estar casado con mi mujer con la que vivo hace más de 12 años, allí empezaron los problemas", manifestó Puzio, el trabajador cuyo puesto peligra por haber acumulado dos sumarios administrativos por abandono del trabajo, que según la legislación vigente para los estatales, cuando alcanzan esa cifra, automáticamente son suspendidos hasta que les sale la cesantía. 

El empleado en ese sentido aseguró que ambos casos fueron armados para apartarlo de su puesto de trabajo, porque, según especuló, "pueda entrar así la licenciada Laura Trigo a planta permanente porque ella no lo es, desde mi punto de vista, ella quiere quedarse con el puesto de nosotros por eso la persecución", añadió.  

Puzio agregó en su relato, "luego ya vino realmente la denuncia por abandono de trabajo cuando voy a hacer un trabajo al edificio de al lado, pero yo no abandoné mi trabajo por gusto, sino que fue de común acuerdo entre los jefes de los dispositivos. Mi planta permanente es del programa Puente, que en un momento se decidió que yo pase a CEDIT a cumplir mis funciones, pero con la condición de que cuando ellos me necesiten yo vuelva a Puente  y resuelvo el problema para el cual me necesitan. Esa fue la segunda suspensión, la primera fue más grave aún", contó y agregó "en un momento, el jefe de operadores, Mario Ganami,  frente a la licenciada Cristofari me amenaza y yo me retiro haciendo uso de mi derecho de hacer la denuncia correspondiente y ella sale atrás mío amenazándome que si yo me iba, me iba a hacer la denuncia de abandono de trabajo y lo hizo. Yo presenté mi descargo hecho a la licenciada Irma Silva, en la comisaría pedí las constancias, adjunté los papeles probatorios, todo y nunca se lo dieron. El coordinador de Adicciones, Martín Teruel resuelve con la licenciada Trigo y Cristofari, directamente la suspensión. Al tiempo me llega otra suscepción por esa hora que estuve trabajando en el edificio de al lado, de nuevo presento todas las pruebas pero se basan en lo que la licenciada Cristofari y sus amigos del Grand Bourg dicen, es más fácil despedirlo al auxiliar administrativo que a la licenciada", sentenció el trabajador en cuestión. 

Puzio recibió el apoyo de todos sus compañeros reunidos en asamblea, quienes también aprovecharon y expusieron diferentes tipos de agravios laborales por parte de Trigo, Teruel, Cristofari, Vilte y González, de quienes exigen respeto, a la par que solicitan la intervención del ministro de Salud, Juan José Esteban para su remoción o traslado. Al respecto aseguran que no se trata de animosidad contra ellas y ellos, sino que "no se puede seguir trabajando de esta manera, incluso yo pensé en hacer cosas terribles con mi vida", contó otro de los trabajadores. 

Pese a que la secretaria a cargo de Salud Mental y Adicciones, Irma Silva se apersonó en la asamblea el día de ayer, no se logró establecer ningún acuerdo, por el contrario, "nos amenazó diciendo que los que no quiera estar denme sus nombres y los pongo a disposición. Avala el maltrato y nos va sacar de nuestros puestos de trabajo. Si no queremos seguir soportando el maltrato nos vamos a tener que ir porque las cosas no van a cambiar", finalizaron los trabajadores.  

Por otro lado, la coordinadora administrativa, Laura Trigo aseguró que todos los procedimientos se hicieron de acuerdo a los parámetros de la legalidad, y que no existe maltrato, "en mi área se controla la asistencia, se generan los cambios de grupos, en general toda la documentación para que pase a Nivel Central, entre esas cosas, hay varias personas, que cuando tienen tardanzas o excesos de permisos gremiales, vía parte jurídica del ministerio, los expedientes se canalizan a la parte de Personal o Legales. Lamentablemente hubieron unos trámites que para nosotros son tristes de tramitar, no es que a nosotros nos es indiferente la persona, pero siempre cumpliendo con el derecho administrativo, el estatuto de la carrera sanitaria y el decreto 4118, pero siempre cumpliendo la normativa, pero cuando nos excede desde el Grand Bourg se actúa", finalizó. 

Te puede interesar