"Traemos los rostros de hermanos que cargan la cruz de la desnutrición infantil y la falta de agua potable"

SALTA 15 de septiembre de 2022 Por Jesica Aparicio
El Obispo de Orán Luis Scozzina en una dura homilía se refirió a la situación de “los más postergados” y denunció la desnutrición infantil, la falta de salud, agua potable y trabajo digno sobre todo en el interior. El sacerdote pidió un “iglesia samaritana que se sensibilice con el dolor de sus hijos”, quienes “son lastimados por injusticias y violencias de aquellos que se sienten poderosos y dueños de la vida”; “nuestra iglesia peregrina y misionera exige gestos de salvación comunitaria que promuevan el desarrollo integral”, aseveró. En este sentido, pidió “vivir nuestra fe con un verdadero compromiso social donde debe primar el bien del otro, que la necesidad del hermano sea una razón para salir de la comodidad y ensimismamiento que nos repliega a nuestros propios intereses y proyectos”.
2022-09-15 (6)

“Dios amó tanto al mundo que entregó a su hijo único. Dios no envió a su hijo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él”, comenzó reflexionando durante la Misa Estacional del segundo día del Triduo del Milagro el Obispo de Orán, Luis Scozzina, en la Catedral Basílica de Salta.

“Este anuncio es hoy para nuestra gente peregrina del norte argentino que quiere hacer presente el rostro del cristo pobre, crucificado y glorificado para que todo el pueblo fiel de Dios se vaya configurando con su rostro humilde, samaritano y misericordioso”, reflexionó. Además, se refirió a la reciente beatificación de los Mártires del Zenta en Orán.

“Traemos los rostros sufrientes de tantos hermanos que cargan la cruz de la desnutrición infantil crónica,  la falta del cuidado sanitario, la falta de agua potable en las poblaciones del Chaco y especialmente en Rivadavia Banda sur, la falta de trabajo digno y el grito de tantos rostros que claman por el reconocimiento y la justicia, también de tantos hombres y mujeres que han perdido el sentido de sus vidas, están absorbido en diversas adicciones”, aseveró Scozzina durante la homilía.

Al respecto, destacó la importancia de “una iglesia samaritana que se sensibiliza con el dolor de sus hijos, que con un corazón y entraña de misericordia es capaz de tomar los rostros deshumanizados de los hombres y mujeres de su tiempo para curar sus heridas; así como el buen samaritano sabe curar las heridas de quienes son lastimados y atropellados por injusticias y violencias de aquellos que se sienten poderosos y dueños de la vida, nuestro ser iglesia peregrina y misionera exige designios y gestos de salvación comunitaria que promuevan el desarrollo humano integral”, sentenció el religioso.

“Cada persona debe ser reconocida en su dignidad para ello es urgente asegurar que todos tengan acceso a las condiciones mínimas no solo de sobrevivencia sino de una vida digna”, reclamó Scozzina y aseguró que esto se traduce en “un llamado a la esperanza y a la compasión''.

“Por eso nuestro compromiso es vivir nuestra fe con un verdadero compromiso social debe primar el bien del otro, que la necesidad del hermano sea una razón para salir de la comodidad y ensimismamiento que nos repliegue a nuestros propios intereses y proyectos, nos urge una iglesia en salida, sinodal, que camina, va al encuentro, escucha y camina junto con todos”, sostuvo el religioso que explicó la sinodalidad como “la aceptación del otro, del distinto, en esta diversidad reconciliada que es la iglesia, todos llamados a vivir la fe en el compromiso por los más postergados como modo de garantizar la paz social y armonía comunitaria, a pesar de las situaciones de conflicto y tensiones que vivimos como comunidad nacional”. 

Pidió además que se “abran nuestros corazones” para escuchar “los sueños de cada uno de nosotros, nuestra comunidad y nuestra patria”. Finalmente, nombró a “los hermanos sufrientes de los centros de salud y quienes no tienen una atención adecuada: tantos que buscan alivio y salud”. La reflexión del Evangelio fue recibida con los aplausos de los creyentes que escuchaban atentos las palabras del Obispo sobre la situación de la provincia de Salta y la necesidad de “compromiso social” de la Iglesia Católica.

Te puede interesar

Las noticias más importantes del día