“No puede ser que un símbolo de la memoria sea ofensivo para algunos”

DE BUENA FUENTE 27 de marzo de 2018
La cineasta Lucrecia Martel, dialogó con De Buena Fuente y explicó los motivos que la llevaron a redactar una carta de repudio a la acción de la Agrupación Tradicionalista Gauchos de Güemes, por borrar los pañuelos que se habían pintado en la esquina de Balcarce y Belgrano donde se encuentra un monolito en honor al héroe gaucho salteño.
Lucrecia Martel

En primer lugar, Martel dijo que una periodista la llamó preguntando por lo que había pasado, y que no lo podía creer lo sucedido y por eso se puso muy triste. “No puede ser que un símbolo que para todos significa memoria y no volver a poner en peligro nuestra democracia, se haya vuelto algo ofensivo para algunos. No puede ser que un grupo de hombres y mujeres disfrazados de gaucho estén borrando algo que significa tanto”, afirmó.

La mujer explicó que “no quisiera volver al siglo XIX y decir que los gauchos son la barbarie, porque calculo que hay gente que no piensa como los que borraron los pañuelos. No creo que tengan generalidad de pensamiento, porque en este país se habla en nombre de todos, y en el campo desapareció gente y conozco perfectamente historias de gente que perdió familiares en la zafra, y sin ir más lejos estoy trabajando en una producción desde el 2009”.

Luego, Lucrecia aclaró: “para que no se entienda que esto es un brote nazi, seguramente el señor Aráoz (por el presidente de la agrupación) tendrá su teoría sobre lo que es el terrorismo de Estado” y agregó: “me alegro muchísimo de que se estén re-pintando los pañuelos, y que sea la lluvia la que los borre con el tiempo, porque no les hace daño a nadie”.

Por último, la reconocida directora de cine manifestó que no espera que nadie le responda, sino que nuestras autoridades salgan a expresarse públicamente sobre el tema. “Pienso que el Gobierno de la Provincia tiene un área de Derechos Humanos y un INADI, y les pido por favor que salgan a manifestarse. Que nadie sienta que es una bandera política, sino que es un símbolo de lo que nos costó recuperar la democracia”, concluyó.

Te puede interesar