Se cumplieron 10 años de marchas de Familiares Contra la Impunidad en Salta

LOCALES 13/08/2021 Por El Expreso de Salta
El Grupo de Estrellas Amarillas y Familiares Contra la Impunidad Salta se movilizaron el día de ayer para seguir exigiendo verdad y justicia sobre los crímenes, femicidios y siniestros viales que aún siguen sin respuesta. La política, la justicia y el pedido de acompañamiento de la sociedad estuvieron en el centro de los pedidos. Recorremos tres casos en Salta que aún aguardan una sentencia ejemplar.
WhatsApp Image 2021-08-12 at 9.09.12 PM

Durante la mañana del día de ayer, familiares y amigos de Cintia Fernández, Eduardo Rojas y Facundo Torres, y tantas otras víctimas de femicidios, crímenes y siniestros viales en Salta, se movilizaron a la Plaza 9 de Julio para conmemorar los 10 años de marchas de Familiares Contra la Impunidad, junto al grupo Estrellas Amarillas. Los manifestantes hicieron hincapié en el pedido de justicia y el rol de la política en las causas que aún siguen sosteniendo dictámenes que consideran injustos. Una batucada acompañó el emotivo recuerdo de las víctimas, al son de "presentes, ahora y siempre", mientras soltaban al cielo globos violetas en su memoria.

Ana Fernández, presidenta de la Fundación Cintia Fernández, de quien fuera su mamá, en diálogo con El Expreso, revalidó la importancia de cumplir 10 años en las calles, a pesar de la pandemia, “somos respetuosos de las medidas del COE, esto es una marcha pacífica”. La referenta de Familiares Contra la Impunidad contó que se encontraban marchando familiares de “víctimas de femicidios, como mi hija, víctimas de siniestros viales, desaparecidos, madres que luchan contra el flagelo del paco, padres que luchan contra la mala praxis, siniestros viales”. 

Sobre la situación en Salta, Fernández sentenció: “La violencia se exacerbó muchísimo durante la pandemia. Lamento un nuevo femicidio hace unos días atrás y me pregunto ¿por qué? Ya no encuentro respuesta. Tiene que haber un cambio de paradigma en la sociedad, en la educación y desde la niñez”. Además, sostuvo que toda la sociedad debería comprometerse con el pedido de justicia, “hasta que no les pasa, no se unen a nosotros”, afirmó. Pidió que la lucha de sus hijos y familiares no sea en vano

Por otro lado, la presidenta de la Fundación declaró estar “asqueada” de los políticos y exigió que “se humanicen las causas”: “No escuché a ninguno hablar de los casos de la justicia y veo la complicidad que hay de muchos legisladores con los administradores de la justicia. No los veo preocuparse y ocuparse de los familiares y asistencia a víctimas. Si te ponés a ver en las listas, hay políticos en carrera el domingo que están con causas penales, ahí entendés por qué no avanzan ellos contra los jueces y la remoción de los jueces. No podemos tener jueces eternos, necesitamos un cambio en la justicia, que se queden los que tengan interés en trabajar para las víctimas”. “A los políticos que están hace 30 años sentados en la cámara, tengan los pantalones y la valentía para enfrentarse a la justicia”, sentenció.

Sobre su causa, explicó que se encuentra apelando: “Ya estoy podrida. Tienen que tomar una decisión. Tienen todo el derecho a tener una defensa los imputados de la causa de mi hija. En el caso de la comisaria Nuñez, el abogado sigue apelando hace dos años, pero ya está; que la Jueza haga un corte y decida si se va por un camino u otro y nosotros sabemos qué hacer. Ese arrastre que nos hace es deshumanizado. No nos mataron el perro que tenemos en la casa, nos mataron un hijo, que se pongan en el lugar nuestro”. Por otro lado, añadió que en los siniestros viales, las condenas no son efectivas, “son vergonzosas”. 

WhatsApp Image 2021-08-12 at 9.14.51 PM

La mamá de Eduardo Rojas, Verónica Cardozo, también se hizo presente. “Mi hijo fue asesinado el 4 de julio de 2000, son 21 años que se cumplieron y no tengo justicia. Los asesinos son 15 y lo único que hicieron es llevar a Dante Nicolás Alfonso preso, pero era una justicia de burla, de 3 años y 7 meses y eso para mi no es justicia. A los otros, el juez los ha puesto en rebeldía y no son facturados. Entran y salen de la policía, donde lo llevan detenido, como si nada hubieran hecho”, afirmó a este medio la madre.

En este sentido, sostuvo que Carlos Ferreyra es “el cabecilla que los hace robar a los otros delincuentes” y manifestó: “yo siento mucha tristeza por la justicia, que se pongan en la situación de cada uno de nosotros” .Sobre Rojas, su hijo, recordó: “Él tenía que irse a Buenos Aires, iba a rendir para suboficial, pero no pudo porque le quitaron la vida. Mi hijo trabajaba y estudiaba para sostener mi hogar y el de su hermana. Hoy me quedé sin nada, hoy no lo tengo a Eduardo”, dijo entre lágrimas. La madre de Eduardo, afirmó que tanto ella como su familia se encuentran amenazados y esta situación, le impide llevar una vida normal.  “El asesino de mi hijo tiene un familiar policía, era ensañado el crimen de mi hijo, lo habían planificado, por cómo lavaron las armas y limpiaron las huellas”, sostuvo. “Le pido a la justicia que vean el expediente. El juez Molina Aguero es el corrupto de Salta. Estuve con el abogado López Escotorín, que es un corrupto y ahora con Pablo Ochoa estoy esperando que avancen las causas”, dijo Cardozo. 

WhatsApp Image 2021-08-12 at 9.19.38 PM

Otro de los familiares de víctimas que se manifestó fue Miguel Torres, padre de Facundo, quien falleció hace más de un año en un siniestro vial. “Judicialmente la causa está parada. Tiene un pedido de elevación a juicio, pero eso lleva mucho tiempo. Por eso, pido que se agilicen esos trámites, es desesperante saber que el conductor que mató a mi hijo, sigue en su casa tranquilo como si nada. Lo crucé en la Tavella, conduciendo y hablando por celular. Te causa una impotencia grandísima”,  aseveró conmocionado Torres. La justicia sostiene que no puede quitarle el carnet de conducir por la simple razón de que sería juzgarlo antes de tiempo, según explica el padre.

“Las pericias ya están hechas: el siniestro vial que le pasó a mi hijo era totalmente evitable, si este conductor respetaba la velocidad máxima permitida en un cruce de calle. Este conductor iba al triple de la velocidad a la que tenía”, sentenció. Además, durante julio, Torres viajó a Buenos Aires, al Congreso de la Nación, específicamente al Observatorio de Víctimas de Delitos, para presentar el pedido de justicia por su causa y las que hasta hoy siguen impunes en Salta. “No tengo noches tranquilas y como puedo, me levanto para salir adelante con esta causa. Me falta ese pedacito que era mi único hijo varón”, lamentó el entrevistado.

Te puede interesar