"Queremos dejar de atender quemados en las fiestas de fin de año"

El titular de la Fundación Áurea, Gabriel Chagra Dib llamó a la no utilización de pirotecnia en estas fiestas, en caso contrario advirtió a los padres y madres sobre los peligros del fuego de artificio en menores y en ese sentido pidió responsabilidad, control y supervisión, "no queremos atender niños quemados en Navidad y Año Nuevo", reflexionó.
chagra dos

El titular de la fundación Áurea, Gabriel Chagra Dib, dedicada entre otras cosas a la reconstrucción estética  de pacientes que sufrieron quemaduras manifestó que el objetivo de la institución es dejar de lamentar víctimas de este flagelo. Para ello promueve el mensaje de no utilización de pirotecnia o el uso responsable, controlado y supervisado por parte de los adultos de cara a las fiestas de fin de año. 

"El objetivo de la fundación es que la noche de Navidad y Año Nuevo no haya que atender a niños quemados, que incluso hoy todavía atiendo, que van al consultorio y que ya han recibido más de 10 cirugías, que han perdido su rostro, sus manos, sus genitales, que han tenido dificultades en lo afectivo, en lo laboral, que de por sí hoy ya es difícil más con una desfiguración en el rostro, en los dedos, etc. Todo esto no se valora cuando la persona es niña, pero cuando ya son adultos cuestionan porque le dieron el fuego de artificio, pero hoy ya tiene los problemas y no se puede volver atrás", contó en su paso por el programa De Buena Fuente.

El cirujano plástico señaló que estos son solo algunos de los casos más relevantes pero también recordó  a otros pacientes que sufrieron los efectos nocivos de un fuego artificial mal utilizado,"atendí a un chiquito que tenía uno en el bolsillo se le reventó y tuvimos que amputarle casi todos los genitales. Ese paciente era niño en el año 1992 aproximadamente, ahora ya es un adulto y me sigue consultando, hicimos cirugías reconstructivas, colgajos y recuperamos parcialmente la función pero tuvo secuelas. Otro paciente que tenía por las mismas razones, que perdió sus genitales de pequeño hoy tiene dificultades laborales, llora todos los días, está con tratamiento psicológico, no pudo hacer una familia y se encuentra solo con su discapacidad". 

"Hay muchos casos impactantes que seguimos viendo y me gustaría que no vaya ningún paciente al hospital ni al consultorio para ser atendido y por eso promovemos el mensaje de la concientización", finalizó. 

Te puede interesar