Insólita y brutal agresión por una discusión del tránsito

JUDICIALES 21 de noviembre de 2022
El licenciado en ciencias bíblicas y también columnista periodístico, Miguel Felipe Medina fue víctima de iracundo joven que de manera sorpresiva y desproporcionada lo atacó en un semáforo. A raíz de los golpes. Medina quedó en estado de shock, perdió cinco dientes y aún continúa internado.
Felipe Medina internado
Felipe Medina internado

Un hombre dedicado a estudiar la ciencia de la fe, dispuesto al debate académico y político, vendedor de libros como medio de supervivencia; pero lo más alejado posible de las manifestaciones violentas, incluso ante la aparición de diferencia de criterios, Felipe Hipólito Medina es ante todo un tejedor de relaciones públicas y sociales. Así se ha hecho conocido en la provincia, además de su ligazón a la Iglesia Católica.

El viernes pasado, en horas de la tarde, Medina conducía su vehículo Renault Captu por calle Alvarado y en un momento por motivos del trajín vehicular, propio de un radio céntrico atascado de vehículos, protagonizó un incidente con la conductora de un Ford Focus, que también circulaba por esa misma calle. Unos gestos de desaprobación y un intercambio de luces por el malestar del momento, y la detención del tránsito por mandato del semáforo de Alvarado y Córdoba. Medina jamás imaginó que el joven que acompañaba a la conductora del Ford Focus, de “apariencia de rugbier”, le dijo a la policía, aprovechara esa detención para bajarse y arrebatarlo de una forma brutal, sin mediar palabra, ni pedir explicación. Fue tanta la furia, que Medina quedó prácticamente noqueado, con la boca totalmente lastimada e incluso con la pérdida de varias piezas dentarias. Su esposa, con la ayuda de algunos transeúntes pudieron detener al agresor y que retirara del lugar, mientras otros asistían a Medina, que luego de ser revisado por el médico de guardia en la policía, y realizar la correspondiente denuncia, fue internado en una clínica privada por disposición de su médico personal. Allí permanecía hasta el domingo, a la espera de los estudios recomendados que medirán los alcances de la agresión.

Según la denuncia policial, el joven agresor de no más de 30 años, responde al apellido Navarro de la Paz.

Te puede interesar