"Los hijos en lugar de tiempo necesitan calidad de atención"

DE BUENA FUENTE 09 de septiembre de 2022 Por Redacción El Expreso de Salta
La licenciada en psicopedagogía, Natalia Mansilla, resaltó la necesidad de brindarles atención y contención a los niños en su etapa de desarrollo para que en el futuro sean adultos sanos emocionalmente, para ello destacó el equilibrio que se debe encontrar entre atender a "los caprichos" y brindar realmente un tiempo de calidad a los más chicos.
IMG-20220907-WA0020

La licenciada en psicopedagogía, Natalia Mansilla, visitó el programa De Buena Fuente y abordó el apego en los menores, un concepto poco conocido, pero fundamental desde la psicóloga que lo entiende como un vínculo emocional, duradero que se va formando entre el niño recién nacido y sus padres, que le permitirá formar bases seguras para poder luego desarrollarse en su vida posterior.

"Si queremos un niño sano emocionalmente que se pueda relacionar con sus compañeros, con una pareja cuando sea adulto, tiene que tener esta seguridad que el otro lo quiere y que va a recibir lo que necesite y eso es responsabilidad de los padres, pero en el caso de los niños que no tienen la posibilidad de crecer con papá y mamá puede ser alguien de la familia o un cuidador, pero alguien tiene que cubrir esa necesidad de afecto", aseguró la profesional.

Al respecto contó que hoy en dia son los propios papás quienes temen satisfacer esas necesidades afectivas porque "estamos sobre cargados de trabajo entonces a veces no los queremos acostumbrar a los brazos porque no podemos cubrir esa necesidad, pero está y es real".

La profesional de la psicopedagogía señaló que a pesar de la vorágine de la rutina y las responsabilidades de la vida del adulto, los padres deben encontrar el equilibrio entre malcriar al niño cada vez que llora y responder a la demanda de cariño.

Advirtió que muchas veces con los niños más pequeños, que solo se pueden expresar con llanto es más difícil hacerles entender las cosas, pero que a partir sus primeras palabras, se les tiene que preguntar cuáles son sus necesidades y si es algo que no se puede solucionar en ese momento o que no se puede adquirir todavía, lo mismo mostrarle mediante ese pequeño acto que se está presente en la vida del menor y de este modo el percibirá el cariño. 

Te puede interesar