Federal: A Gimnasia no le alcanzó con un tiempo

DEPORTES 03 de julio de 2022 Por Redacción El Expreso de Salta
Jugando un buen primer tiempo el Albo derrotaba al Racing cordobés 1 a 0, pero se quedó en el segundo, y la visita consiguió empatar. Diego Cardozo para Gimnasia y Marcos Figueroa para Racing anotaron los goles antes casi 8000 espectadores.
gimnasia 1 racing 1

Más allá del resultado final, que dejó a los Millonarios masticando bronca por el 1 a 1 final, pudimos ver un gran partido de fútbol. Sobre todo en la primera parte donde el equipo salteño logró ser superior al cordobés, creando inclusive las mejores situaciones. Con Busse intentando ser el organizador, más el trabajo de Diego Martínez, moviendose por todo el frente de ataque y algunas subidas de Villarreal y Chávez, el Albo intentó llegar al gol. También aportaron lo suyo Birge y Frezotti. Con esos argumentos y ante el mejor equipo de todos Gimnasia tuvo a favor la primera gran chance de gol cuando Birge metió un extraordinario pase que dejó solo a Cardozo. Lamentablemente el delantero se demoró y un defensor sacó el balón al córner.

Se jugaban 26 minutos, Gimnasia avanzó por derecha, Chaves envió un centro pero la defensa cordobesa devolvió justo al lugar por donde apareciá Diego Cardozo, quien tras acomodar el balón despidió un fuerte zurdazo que tras desviarse en la pierna de un defensor se metió en el arco de Calidad Rodríguez. 1 a 0 y estaba bien. Gimnasia iba a buscarlo y evitaba el lucimiento del equipo cordobés que solo tuvo un par de aproximaciones. Parecía la tarde del gran batacazo.

En la parte complementaria la cosa cambió. Gimnasia lejos de continuar machacando sobre el marco rival, decidió retroceder y entonces hubo más apego a cuidar la ventaja parcial. Racing sabiendo que su invicto podía acabarse en Salta lo fue a buscar y entonces comenzó a controlar las acciones en todos los sectores. Se encendió Pablo López, y de los pies del 10 nacieron las mejores jugadas cordobesas.

Para equilibrar el juego Scialle mando a la cancha a Perillo, pero ya era dificil que sea abastecido. Busse cayó en la intrascendencia, Birge no fue el mismo y el resto comenzó a tener más trabajo.

El tramite era control de los cordobeses, la defensa de Gimnasia aguantaba como podía y daba una mano con su infatigable aporte Alejandro Frezotti. No extrañó entonces que tras un centro desde la derecha, empate Marcos Figueroa con un excelente cabezazo.

Con ese panorama y ante la imposibilidad millonaria de empatar y el conformmismo cordobés llegó el final. Que encontró a los cordobeses festejando aliviados y a Gimnasia lamentandose de no haber dado el esperado batacazo.

Te puede interesar