Darío Madile defendió el exceso del oficialismo que teñirá las Cámaras Alta y Baja

El presidente del Concejo Deliberante, Darío Madile, reflexionó sobre el día después de las elecciones y la composición del Senado y la Legislatura en base a los resultados del domingo pasado, "tendrán tranquilidad en la toma de decisiones", afirmó.
IMG_20210820_104120_282

El presidente del Concejo Deliberante, Darío Madile, opinó sobre los comicios del pasado domingo, su reelección,  la situación del Concejo Deliberante y la nueva etapa que se abre en torno a la nueva composición de ambas Cámaras. 

Primeramente indicó que las elecciones fueron duras y distintas, en un contexto de pandemia, "donde la gente esgrimió una opinión y enmarcó una tendencia en relación a lo que está necesitando como representación y eso es lo que hay que tener en cuenta", afirmó. Cabe destacar que también realizó una lectura sobre el desembarco de personajes que no provienen de la política, "hemos sido muy pocos los que hemos sido reelectos, eso te da un panorama y para que uno entienda como encarar los nuevos desafíos de lo que la gente necesita", aseveró. 

En dicho sentido cabe destacar que solamente 5 concejales pudieron renovar su banca de los 21, con lo cual el Consejo Deliberante ahora estará conformado por 17 figuras nuevas, a la espera de la Reforma de la Constitución, Madile afirmó que está de acuerdo con la renovación de las bancas cada cuatro años, "es necesaria para poder tener cuatro años para planificar sino por el Ejecutivo Municipal. El artículo 8 habla de una suerte de co- gobierno y que así se compone, por eso tiene que ir de la mano el tiempo de duración del Ejecutivo más el Consejo Deliberante", afirmó. 

Con los resultados obtenidos, en los que solamente cinco concejales pudieron renovar la banca, se podría establecer una lectura de mala gestión legislativa por parte del Conejo, y un rechazo de la gente al sector que viene de la vieja escuela de la política, sin embargo, Madile sostiene que "creo que la gente no evaluó la labor legislativa, sino la representación. La gente buscó representantes que no vienen del palo de la política. Toda la política tiene que hacer un mea culpa y hacernos cargo de la representatividad que no lo estamos haciendo bien", sostuvo. 

Finalmente, en relación a la alta presencia del oficialismo en ambas cámaras, indicó que "nos damos cuanta del apoyo incondicional que recibió el gobernador. La composición les dará una tranquilidad en la toma de decisiones. La oposición y oficialismo ya no existen más, la gente ya no vota partidos políticos, sino personalidades", aseveró. 

De las bancas que estuvieron en juego para la Cámara de Diputados, el oficialismo ganó 19, 14 escaños en el interior y 5 en capital. Sumados las 24 bancas que el sector gobernante ya tiene con dos años más de mandatos sumará 43 bancas de 60. 

En el Senado, de los 12 escaños en disputa el sector que responde a Gustavo Sáenz se quedó con 9 bancas, solamente 3 fueron conquistadas por la oposición. 

Te puede interesar