COVID: Los pacientes deben consentir el uso de ibuprofeno sódico

LOCALES 17 de septiembre de 2020
Legalmente desde ayer miércoles, todos los hospitales y clínicas de la provincia están autorizados a utilizar “ibuprofeno sódico inhalado” en el tratamiento para enfermos con convid-19. Pero los pacientes deben dar su consentimiento, porque la aplicación aún no está autorizada por la ANMAT. El gobierno distribuirá este medicamento en los hospitales
Esteban con Ginés González vía on line (2)
El Ministerio de Salud Pública lo autorizó como terapia de uso compasivo. Será obligatorio el consentimiento del paciente para su aplicación para el tratamiento de pacientes con COVID-19
Así lo especifica la resolución ministerial 932 que firmó el ministro Juan José Esteban.
En realidad en algunos como Orán, por ejemplo, ya se había recurrido a esta medicación, luego de que se aplicara con resultado mayoritariamente exitoso en Córdoba, y que se extendieron también a Jujuy y otras provincias, pero en Salta no existía la autorización legal de parte del ministerio, por lo que en medio de los tratamientos se generaba una polémica entre los familiares del paciente y la reticencia de algunos médicos a recurrir a la aplicación del “ibuprofeno sódico”.
Los médicos, pese a las urgencias que impone la pandemia, se cuidan de no dejar nada librado a una demanda posterior. Por lo cual, hasta para la transfusión de plasma, se requiere la autorización del paciente y /o de los familiares del mismo.
Ante esta situación, la Comisión Provincial de Investigaciones Biomédicas, junto al Comité Central de Ética del Ministerio de Salud Pública, consideró la propuesta elevada por la Dirección General de Coordinación Epidemiológica, para sistematizar el uso del ibuprofeno sódico como una terapia de uso compasivo en el contexto de la situación epidemiológica en la que se encuentra Salta.
Al momento de definir, los profesionales tuvieron en cuenta la declaración de Helsinki, donde se establece que, el paciente o su representante legal autorizado, debe firmar el consentimiento obligatorio, dado que se trata de una intervención que aún no está avalada por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), deslindando responsabilidad sobre la institución sanitaria y el profesional, por la falta de eficacia o de seguridad que pudiera producir su uso.
La secretaria de Gestión Administrativa, Marcela Tula, informó que el proveedor será el laboratorio Luar, de Córdoba, y que la Provincia comenzará a comprar las soluciones para repartirla entre sus efectores.
El ministro Esteban dijo que en los próximos días estará llegando una nueva partida de ibuprofeno y cascos Helmet al hospital San Vicente de Paul, en Orán, para la aplicación del tratamiento.

Te puede interesar