La presencia del COVID-19 en aguas locales podría determinar el nivel inmunológico de los salteños

SOCIEDAD 20 de mayo de 2020 Por Daniel Torres
Verónica Rajal, Ingeniera Química y Doctora en Ingeniería con Orientación en Biotecnología de la Universidad Nacional de Salta, contó detalles sobre el proyecto que presentaron ante el Instituto de Investigaciones para la Industria Química, y que uno de los elegidos entre 900 proyectos. La presencia del SARS COV19 en las aguas, podría significar también el nivel de asintomáticos en la provincia.
100063728_3418125864877958_2702671740818948096_o
De visita en el programa Entre Columnas (TV Canal 2 Salta, Norte Visión Satelital, Salta Cable Color), en su diálogo con la periodista Marcela Jesús, la especialista contó que “se lanzó una convocatoria en el mes de marzo para aportar en lo que es la mitigación de los efectos de la pandemia, y de 900 proyectos, se seleccionaron 64 proyectos, entre ellos el nuestro, por lo que se nos otorgó un subsidio para trabajar en un proyecto de investigación”.
“Soy la directora del proyecto, pero tengo un equipo de 12 profesionales de distintas disciplinas y todos nos desarrollamos en lo que es el Instituto de Investigaciones para la Industria Química (INIQUI), que depende de la UNSa y el CONICET, donde tenemos varios doctores, biólogos, ingenieros y un profesional de apoyo”, agregó.
Luego, Rajal agregó que "yo dirijo el laboratorio de aguas y suelos, y trabajamos en lo que hace a la detección de bacterias, virus y parásitos en distintos tipos de agua, por eso vamos a aplicar toda esa experiencia para detectar el coronavirus, pero hay que ser cuidadoso porque vamos a detectar este virus en aguas residuales y superficiales, como ser de ríos, y en el caso de las residuales, los líquidos cloacales, que colectan la materia fecal junto a otros líquidos de todos los hogares”.
 “Este virus se excreta a través de la materia fecal, por eso es importante este estudio, ya que tenemos infectados, de los cuales también hay asintomáticos, por eso es importante el tratamiento de los líquidos residuales, donde se mezclan distintos tipos de líquidos, pero esto nos permitiría estudiar la cantidad de virus que están circulando, ya que acá no hay testeos”, explicó.
Tras esto, Rajal señaló que “el tipo de muestras que nosotros analizaríamos serían diferentes, porque serían de un conjunto de personas, y no individuales, y eso nos permitiría saber si la cantidad que encontraríamos sería proporcional a los casos detectados”, al tiempo que dijo que “la convocatoria decía 100 mil dólares, pero en realidad son 6 millones de pesos, que son para trabajar en este proyecto y comprar insumos, y algún equipamiento menor, que por lo general son importados, por eso es muy costoso”.
“Vamos a trabajar en el laboratorio de aguas y suelos de la UNSa, donde tenemos el equipo de PCR para detectar los casos en tiempo real; somos investigadores, por eso este dinero no va para sueldos ni salarios, y tenemos un año para plasmar este proyecto, por lo que pensamos que para los primeros días de junio podríamos comenzar a trabajar”, concluyó.

Te puede interesar