"No me mandés chicos ni embarazadas": La orden no escrita que reciben los trabajadores de admisión del Papa Francisco

El caso indigna a toda Salta y no es para menos: una beba nació en las puertas del hospital Papa Francisco luego de que el personal de admisión le negara la atención médica por ordenes superiores, según una grave denuncia que realizó uno de los trabajadores de planta permanente en la redacción de El Expreso. 
beba uo

El caso de la beba que nació en las puertas del Papa Francisco que indigna por lo inhumano y del cual se hicieron eco los medios nacionales, destapó la falta de protocolos, reglamentación interna y la complicidad de la gerencia y los médicos para brindar atención a los pacientes que llegan desde diferentes puntos de la zona sudeste, la más poblada y vulnerable económicamente. 

Según nuestra fuente, la empleada estatal que atendió el caso, Claudia Zerda, para empezar ni siquiera es personal permanente del hospital, sino que realiza guardias en temporadas de escasez de personal por vacaciones. "Ella no es empleada del Papa Francisco sino de otra dependencia de Salud Pública, que toman como modalidad las horas extras, en su caso como personal de admisión", relató. 

Según lo explicó, la orden de los médicos de no atender a embarazadas ni a niños, niñas y adolescentes es un secreteo a voces que el personal de admisión y toda la planta conoce, pero que nadie puede decir nada, además cuestionó que muchos de estos profesionales se retiran sin cumplir con las horas estipuladas, "simplemente se van de la guardia", afirmó y agregó que si alguien les llega a ingresar un paciente "los médicos les tiran la bronca". 

Dicho trabajador, que además cuenta con la protección gremial por estar afiliado, agregó que el no cumple con esta "orden", y envía de igual modo a los pacientes a enfermería donde los tienen que atender.  "En caso de la madre de la beba, debería haber sido derivada a dicho sector, para que le informen como mínimo sobre la dilatación y si era urgente, como claramente los hechos lo demostraron, llamar al servicio de ambulancia que está a la vuelta de la entrada del Papa Francisco", aseveró. 

"Zerda en este momento no sabe que hacer y necesita el asesoramiento del gremio que la representa, ya que de momento quedó ante el ojo público como la responsable de toda la culpa pero tampoco es así. Como el hospital no cuenta con protocolos internos, ella no puede pasar enfermos al hospital, sino que como todos sabemos, debían ser derivados al Materno Infantil en caso de partos, a los centros de salud en casos más leves y finalmente al San Bernardo por accidentes o heridos. Acá nos pidieron que no manden chicos ni embarazadas y eso se sabe", disparó. 

Cabe resaltar que el hospital no cuenta con ambulancias sino que el Samec concentra el servicio en todos los puntos de la ciudad, "Zerda solo tenía que haber llamado o trasladarse un par de metros. No solo ella, sino el propio jefe de admisión, el guardia, la gente de enfermería o el personal médico también podrían haberlo hecho. Ella tendría que haber pasado el caso para enfermería para que la atiendan y en base a eso que ellos decidan que iban a hacer pero como no hay protocolo ni reglamentación" agregó. 

Lo realmente cierto es que no se sabe de momento porque la mujer actuó como lo hizo, si estaba siguiendo el protocolo no escrito de "no atender chicos ni embarazadas" o bien estaba resguardando los intereses de alguien en particular. Claudia Zerpa agradeció a El Expreso como el único medio interesado en conocer lo que realmente había pasado la noche del nacimiento de la criatura y su verdad sobre los hechos. En ese sentido afirmó que realizará un descargo administrativo y que luego ampliará la información. 

A las claras se ve que no se trata de una cuestión de empatía como sostuvo el flamante nuevo ministro de Salud, Federico Mangione, sino una responsabilidad conjunta entre las autoridades y el empleado público. Si bien el gerente General, Daniel Mamaní explicó que por la pandemia el hospital fue destinado a tratar los casos de Covid y dejaron de funcionar las áreas de neonatología y parto, urge aclarar realmente el funcionamiento del protocolo interno sobre el sistema de derivaciones y la atención para evitar un caso semejante en el futuro, también la reapertura del nosocomio, ya que como se mencionó acoge a la barriada más poblada y vulnerable económicamente de la ciudad y abrir una investigación sobre el personal médico que presuntamente decide no atender a la gente a pesar que cobrar un sueldo por ello, de ser preciso apartar a quien corresponda del cargo. 

El estado de salud de la beba 

Asimismo en diálogo con este medio, Sergio Flores, padre de la criatura contó que su esposa ya recibió el alta y se encuentra en su hogar, en tanto su hija permanece hospitalizada en el Materno Infantil con necesidad de transfusión de sangre. "Yo fui a visitarla el día de hoy y me dijeron que sigue con la clavícula izquierda quebrada y que se va ir curando, pero ahora necesita la sangre. Todavía no me dijeron desde neonatología si existe la posibilidad de que tenga secuelas el día de mañana, pero a cada rato la miran para ver como evoluciona", contó. 

El hombre además contó que Mangione la fue a visitar a su esposa mientras estaba internada, le pidió disculpas y le aseguró que nunca más sucedería algo así, pero que con el no se puso en contacto ninguna autoridad sanitaria, "conmigo no se comunicó nadie. Nadie se me acercó a dar explicaciones por lo que pasó y yo sigo sin entender las cosas", cuestionó. 

Flores anunció también que tomará las medidas judiciales correspondientes pero que esa misma noche ya hizo la denuncia en la Comisaría Primera "por ahora no tengo abogado pero ya voy a buscar uno. Ahora busco justicia, pero quiero que cambien totalmente al personal del Papa Francisco, que echen a la persona que no nos quiso atender esa noche, o sea Claudia Zerda y si mi hija el día de mañana llegara a tener algún problema que se hagan cargo y le den una pensión porque si llega a tener algo va ser su culpa". 

"Sobre todo Claudia Zerda porque  nos dijo que no podían llamar a la ambulancia siendo que estaba en el hospital. Cuando llegamos nosotros nos dijeron que no había personal y que no nos podían atender, yo ahora quiero saber porque no nos atendieron y porque ella no pudo siquiera llamar a la ambulancia", finalizó. 

Te puede interesar