La Asamblea Universitaria seguirá este 17 de noviembre ¿Qué resolvió hasta el momento?

SALTA 16 de noviembre de 2022 Por Jesica Aparicio
Más de 120 asambleístas, referentes de distintos claustros, discutieron sobre la gratuidad universitaria y dispusieron la creación de dos facultades: la de Orán y Tartagal. Además adecuaron el Estatuto a los CCT del sector Docente y No Docente, y luego de dos jornadas de trabajo, volverán a reunirse este jueves 17/11. Aunque desde distintos sectores piden discutir otros temas, incluir las representaciones de los Centros de Estudiantes, los sindicatos y el IEM en la Asamblea, como así también ampliar representaciones de PAU en el cogobierno; la gestión del Ing. Hoyos cumple así una promesa de campaña, busca instalar el método asambleario que hace 25 años no lograba los consensos necesarios para sostenerlo y abre un nuevo desafío vinculado a garantizar los presupuestos para las nuevas facultades hasta el 2025.
315404912_1831734543836520_1197006055719816520_n

El principal anfiteatro de la Universidad Nacional de Salta, el G-400, se colmó: más de cien asambleístas, representantes de los claustros docentes, auxiliares, no docentes, estudiantiles, decanos, junto al rector Daniel Hoyos, hicieron historia en Salta. Alrededor de ellos, comunidades del interior de la provincia y la comunidad en general, acompañó la jornada histórica del inicio de la Asamblea Universitaria que todavía no ha concluido ya que hasta el jueves 17 de noviembre, seguirá en cuarto intermedio. Muchos con intereses, otros con curiosidad en torno a qué implicaba esta convocatoria “histórica”, pero todos movilizados por defender la educación pública de la provincia.

La última Asamblea de la UNSa se realizó hace 26 años. Durante la gestión de Stella Maris Pérez de Bianchi se convocó a esquemas similares, aunque sólo con fines informativos; por su parte Victor Claros había intentado llevar a cabo una, aunque sin éxito en lograr el quórum necesario para el desarrollo de la misma. Luego de seis meses de gestión, Hoyos logró no sólo reunir casi la totalidad de los 120 asambleístas citados, un orden del día de siete temas trascendentales para distintos actores de la comunidad; sino también el despliegue de un amplio esquema para que los referentes del interior lleguen y sobre todo, que la horizontalidad y la palabra democrática, es un espacio no acostumbrado a estas prácticas, logre reunirse. 

Durante la primera jornada se aprobó un punto trascendental como reafirmar la gratuidad en los estudios preuniversitarios, de pregrado y de grado; poniendo fin así a las observaciones realizadas en 1996 por la Suprema Corte de Justicia sobre el Estatuto de la Universidad pública de Salta. Por otra parte, se votó la creación de dos nuevas Facultades en Orán y Tartagal, que hasta el momento se sostienen como Sedes Regionales, no sólo las más grandes, luego de Capital, sino las más antiguas también. Por su parte, el martes se abordó el articulado del Estatuto para adecuarlo de conformidad al Convenio Colectivo de Trabajo del sector Docente y al del sector No Docente. Se logró así mejorar la situación de la carrera docente y su régimen de permanencia, como así también la del Personal de Apoyo Universitario (No Docentes). Además, las nuevas prescripciones legales serán redactadas en lenguaje inclusivo, con el objetivo de respetar la Ley de Identidad de Género.

El Expreso de Salta dialogó con Lucía Soria, Consejera Superior de la Facultad de Humanidades y referente estudiantil, quien remarcó la importancia de adecuar el Estatuto de la UNSa, la Carta Magna de esta institución, a las leyes actuales vigentes. La referenta celebró la gratuidad, ya que se podrían haber acuñado otros términos como “equidad”, lo que hubiese implicado “una cuestión más meritócrata, o que el que pueda, se pague la educación y abriría la puerta al arancelamiento”, advirtió. Con respecto a las Sedes Regionales, que serán Facultades en un proceso de transición hasta el 2025, cuando se llame a elecciones para rectorado y decanato, y donde también se elegirán a los primeros decanos para Tartagal y Orán, afirmó: “Esto les cambia la vida administrativa, muchos tienen que venir a hacer trámites a Capital y además les dará participación en órganos de representación”, aseguró Soria.

Lucía Soria - Consejera Superior Facultad de Humanidades
Lucía Soria - Consejera Superior de la Facultad de Humanidades por el claustro estudiantil

Si bien la referente advirtió que se podrían haber revisado otros puntos, reconoció que los temas a tratarse eran fundamentales y “coparon la agenda”. En este sentido, explicó que junto a otros alumnos y Centros de Estudiantes presentaron un proyecto para modificación de un artículo “donde dejamos firme que la UNSa debe garantizar inclusión a todo estudiante, más allá de ideologías políticas, religiosas, discapacidades; tenemos que ser incluidos por la universidad y lo tiene que garantizar”, aseveró. A modo de ejemplo, aseguró que es una situación reiterada en las experiencias de muchos jóvenes de pueblos originarios, “que necesitan un acompañamiento más fuerte porque hay muchas barreras que complican el cursado de materias y no hay políticas públicas. No tenemos tutores, tenemos los cargos vacíos y así los expulsan”, explicó.

Otra de las propuestas del sector estudiantil es que se agregue para los docentes una nueva causal de juicio académico, para aquellos que cometan actos de violencia o discrminación. Además, exigieron que los gremios estudiantiles puedan participar de las Asambleas Universitarias con voz y voto; “solo podemos ser asambleístas si somos consejero superiores o directivos, y tenemos que ampliar nuestra voz porque somos la mayoría, somos más de 50 mil estudiantes en toda la provincia”, sentenció Soria.

Por su parte, la Secretaria General de APUNSa y Consejera Directiva por el estamento No Docente de Humanidades, Stella Mimessi, destacó el espíritu “democratizador” de la Asamblea, y remarcó que la decisión sobre Orán y Tartagal, “era una deuda histórica”. Este sector abarca a los trabajadores responsables del mantenimiento, los servicios, agrupamientos técnicos y profesionales, y el personal administrativo de la UNSa; “somos el estamento más estable dentro de la institución y venimos recogiendo la memoria institucional y por eso consideramos que somos un colectivo importante en la construcción de esta ciudadanía”, aseveró Mimessi.

20221114_151855
Stella Mimessi - Secretaria General APUNSa y Consejera Directiva Fac. Hum. claustro No Docente

“Como es la academia, generalmente se concentra la discusión en el Convenio Colectivo de Trabajo de los Docentes, y no los CCT de los No Docentes, pero hemos aunado criterios y estamos convencidos de que es el momento para jararquizarnos como estamento y seguir luchando en esta ampliación de derechos laborales, sociales pero también políticos”, sostuvo la sindicalista. En las próximas jornadas, buscarán ampliar sus representantes en el Consejo Superior.

Por su parte, el Secretario General de ADIUNSa, Diego Maita, remarcó que todos los docentes de la universidad -sumados los auxiliares- ahora serán denominados “profesores”, lo que ya está establecido en el CCT. “Esto reconoce nuestra realidad laboral, en este esquema tan antiguo teníamos profesores legalmente reconocidos y quienes eran auxiliares. Es más que una palabra, es una construcción de sentido en torno a ella. Aunque todavía hay compañeros que defienden situaciones jerárquicas, de todas maneras es un primer paso para luchar por otros derechos”, sostuvo Maita. Además, destacó que ya no se requerirán dos concursos para acceder a la permanencia, lo que implicaba diez años, sino que será uno; como así remarcó destacó que se modificó el mecanismo de evaluación para permanecer en el cargo.

20221115_134154
Diego Maita - Secretario General ADIUNSa 

Maitá observó que hubiera sido bueno “abrir la discusión”, y convocar previamente a la comunidad, sus Centros de Estudiantes y sindicatos, “para saber qué querían discutir la UNSa”,  advirtió. En este sentido, destacó que se podrían haber tratado otros temas como la creación de la Facultad de Medicina “que lo propuso el rectorado, pero el Consejo Superior lo sacó y no aceptó el Orden”, contó el docente. Así también remarcó que se presentaron diez puntos sobre tablas, lo que habla de la necesidad de tratar otros temas. Asimismo, pidió más PAU y representantes del IEM en el cogobierno de la UNSa. Sobre esto último Elizabeth Paz Burgos, secretario adjunta de ADIUNSa y docente del IEM en Tartagal, se manifestó junto a otras profesoras de la institución, y destacó el aporte de los preuniversitarios a la Casa de Altos Estudios. Desde el Instituto de Educación Media piden que a los docentes se les reconozca la “ciudadanía política y académica plena”.  

20221115_135311
Docentes del IEM Tartagal y Salta piden ser parte del cogobierno universitario

“El Estatuto prevé que la Asamblea sea un ejercicio habitual de democracia universitaria porque es el órgano más importante y debe reunirse regularmente para evaluar el funcionamiento de la universidad y hacer ajustes, como está pasando. Es histórico y un éxito, no solamente por el quórum sino por los temas tratados, la universidad está superando un obstáculo jurídico, fruto de una anterior Asamblea que tuvo observaciones y tuvo fallos adversos”, dijo a este medio el Secretario de Asuntos Jurídicos, Sebastián Aguirre Astigueta. Destacó además que los ajustes apelaron a distintos sectores de la universidad, que sobre todo requerían adecuación de la normativa; y contó que desde su área, trabajan en advertir estas cuestiones jurídicas.

“Lo principal se está cumpliendo: un contrato electoral con la comunidad universitaria”, destacó el abogado y resaltó la importancia de adecuar la normativa, fortalecer el el ejercicio democrático y volver a instalar la cultura asamblearia, “temas de funcionamiento de la universidad que tenía de arrastre, como la carrera académica de los docentes, que está solucionándose; son temas que su virtud se va a haber con el paso del tiempo”, afirmó Agirre Astigueta. En este sentido, remarcó lo vinculado a la gratuidad, ya que “significa la superación de un largo problema jurídico”, que podía reaparecer en el debate, a través de ideas como las de arancelamiento, pero con este modificación, “la UNSa ha puesto la gratuidad como pilar fundamental”.

20221115_130718
Sebastián Aguirre Astigueta - Secretario de Asuntos Jurídicos

Por otra parte, el funcionario universitario aseguró que “la creación de facultades implica un incremento en el gasto, que tiene que estar debidamente previsto en el presupuesto” y remarcó que la actual gestión tiene la responsabilidad de “salir a gestionar fondos necesarios para que las facultades funcionen correctamente”. “A nivel presupuestario el problema que veo es que siempre aparece el fantasma del financiamiento y del crecimiento del sistema universitario”, observó el Secretario y aseguró que “esta gestión tiene una gran responsabilidad y ha tratado de solucionar el problema derivado del año pasado, cuando no hubo aprobación del presupuesto nacional y se afectó el funcionamiento de la UNSa”.

Al respecto, el letrado afirmó: “Este año tenemos que armar un presupuesto 2023 acorde a las necesidades de la UNSa y este desafío implica sumar dos facultades nuevas que de apoco van a ir sumándose en el presupuesto; esto no va a ser de una manera única sino gradual”, advirtió. Finalmente, aseguró que “una sociedad que pretenda avances en todos los campos tiene que pensar que la universidad es el epicentro de ese crecimiento en todos los indicadores de la vida social y que la universidad salteña es pluralista y democrática; revisa su funcionamiento, hace un ejercicio de reunirse y debate temas futuros, lo que habla bien de la universidad salteña”.  Finalmente, el Secretario de Asuntos Jurídicos concluyó: “Era una asignatura pendiente. Hoy la UNSa tiene futuro gracias a estas decisiones”.

Te puede interesar