Guadalupe Colque: "Comencé con HOPE en el año 2003 con el cáncer de mi hija"

Guadalupe Colque, presidenta de H.O.P.E (Hemato Oncólogia Pediátrica), recordó como fue el doloroso proceso de atravesar una leucemia grave junto a su pequeña de dos años en ese entonces y como la experiencia la fortaleció para fundar la ONG en compañía de otros padres y madre que se encontraban en la misma situación.
IMG-20220824-WA0032

H.O.P.E surge aproximadamente hace diez años cuando un grupo de padres que tenían a su hijos bajo tratamientos oncológicos decidieron juntarse para apoyarse mutuamente en una red de contención, que culminó en la creación de lo que hoy conocemos como la fundación que promueve eventos de caridad para recaudar fondos para el acceso a tratamientos de pacientes menores de edad con dicha patología.

Colque recordó como se creó la fundación, "todo comenzó cuando mi hija menor, que tenía dos años fue diagnosticada con leucemia aguda y ahí empezó mi historia con el cáncer, porque como muchas personas, desconocía hasta que me tocó, porque por ahí la gente escucha las campañas y no es que no les importe sino que están cada uno ocupado en sus cosas" dijo y añadió que a partir de ese momento comenzó a transitar la enfermedad junto a ella y a conocer la realidad de los niños y jóvenes con cáncer en la provincia y este situación permitió que muchos padres puedan apoyarse y financiarse de manera independiente.

Contó que su hija se trataba en el Santa Clara de Asís y que así conoció a los papás y mamás, "nuestra primera acción de juntarnos en los pasillos era reclamar permanente a la obra social, que era IPS y siempre peleabamos por la demora de medicamentos y cuestiones burocráticas, que cuando venía alguien del interior era todavía más difícil".

Colque admitió que esas limitaciones burocráticas se acentuaban en los hogares más carentes, "después fuimos conociendo a las mamás del Hospital Público Materno Infantil y allí nos dimos cuenta que todo el dolor que nosotras atravesamos a ellas le sumaba otras necesidades, quizás para los que teníamos obra social teníamos un trabajo, una vivienda era más fácil económicamente, así que empezamos a ayudarnos entre todas y así comenzó a surgir H.O.P.E, eso fue en el año 2004".

La presidenta de la organización sin fines de lucro declaró que a partir de allí no pararon y crearon una casa de contención para los pacientes del interior de la provincia que no tenían albergue al trasladarse a la Capital por tratamientos, así como el impulso de un ley integral de contención para pacientes con cáncer.

"Hemos seguido tratando de llegar a todos los padres y que no se sientan solos especialmente en el interior y así surgió el proyecto de la casa H.O.P.E, que era para albergarlos, tanto de niños como jóvenes. Después impulsamos la ley del 2013 que se aprobó y habla del pedido integral al niño y joven con cáncer en la provincia, de contar con un equipo interdisciplinario, con cuidados paliativos, con la educación domiciliaria y con tratamiento cubierto en su totalidad. En general se cumple, hay demoras por la burocracia y en caso de enfermedad la espera es terrible, pero se cumple y más cuando se trata de estás enfermedades de alto impacto".

"Mi hija cuando empezó el tratamiento tenía dos años y hoy tiene 21, está bien siempre con algunos controles pero vive la vida como una joven normal, con proyectos y estudiando. Fue aproximadamente 5 años que estuvo enferma, dos intensos de quimio terapia y después ya eran controles más espaciados y al cabo de ese tiempo le dieron el tan ansiada alta", finalizó.

Te puede interesar

Las noticias más importantes del día