Con el ulular de la vieja sirena y el aullido de los perritos callejeros, comenzó la cuarentena en Salta

SALTA 20 de marzo de 2020
Como en los viejos tiempos, cuando los grandes anuncios en Salta se avisaban primero por el gemir de la sirena, esta noche llegada la 0 del viernes 20 de marzo, volvió a sonar por un minuto anunciando el ingreso de Salta a la cuarentena por un motivo jamás vivido en el mundo: la guerra contra un virus hipercontagioso. Video.
Salta en cuarentena - foto de Agustín Gómez Augier
- Primera noche de cuarentena. (Foto Agustín Gómez Augier)
Video: gentileza de Carlos "Cañita" Torres.

Al mismo momento, autoridades de la Iglesia Católica dispusieron sacar a los ventanales de la Catedral, las imágenes del Señor y la Virgen del Milagro, otro gesto histórico de la provincia para combatir los malos augurios. La sirena de Diario El Tribuno hace recordar a los memoriosos, por ejemplo, el inicio de la Guerra de Malvinas en 1982, o ante el conflicto por el Canal de Beagle; la muerte del Papa Juan Pablo II, hace 15 años, un 2 de abril de 2005, quizás haya sido la última vez. Pero antes también se la escuchó para anunciar la desaparición del ex gobernador Miguel Ragone; o cuando murió el propietario y mentor de ubicar este instrumento para las cuestiones públicas en el edificio de Zuviría 20, don Roberto Romero, entre otros momentos de dolor popular. La sirena acompañó también las fiestas del Milagro. Años atrás, todo lo que hoy avisan los celulares, las redes sociales, y demás, se conocían por el llamado de la sirena. "Algo está pasando..." pensaban los vecinos y corrían al centro para anoticiarse de eso que era alarma para la población.

Señor del Milago - foto
Foto de D.V.

Anoche el largo silbido de alarma volvió a escucharse en aviso de que todos los salteños empiezan a guardarse en casa para esquivar el contagio, evitar que se multiplique esa amenaza mundial llamada Coronavirus. Quizás sabedores de que algo malo está pasando, los perros callejeros, únicos habitantes que pueden circular libremente por las calles céntricas, acompañaron con dolorosos aullidos. No es para menos, este 20 de marzo de 2020, quedará en la historia.

Algo malo está pasando...

Te puede interesar