Ignacio Jarsún sobre la orden de la Justicia: “No puedo cerrar la planta vieja y hacer que le rebalse la cloaca a todos los salteños en sus casas”

El titular de la estatal Aguas del Norte dijo que aunque la Justicia le pidió cerrar la planta depuradora vieja, era “imposible acceder a ese pedido” porque causaría un colapso del sistema y que se “le rebalse la cloaca a todos en sus casas”. “Tenés que elegir el mal menor en algunas situaciones”, dijo.

DE BUENA FUENTE 25 de junio de 2024
jarzun 1

El presidente de la empresa estatal Aguas del Norte, Ignacio Jarsún, señaló que la obra de la Planta Depuradora Sur, hoy paralizada por la Nación pero pronta a retomarse, será clave para el correcto abastecimiento del servicio de agua en toda el área metropolitana.

Jarsún detalló que la Planta beneficiará a 700.000 personas, comprendiendo a la Capital salteña y a localidades del Valle de Lerma. “Es una obra que necesitamos para poder seguir creciendo como como ciudad. Además que con eso vamos a sanear la situación del Río Arenales que uno de las grandes conflictos que hoy tenemos”, añadió.

Jarsún consideró que es sumamente necesaria esta Planta, que tendrá como función procesar el agua con la capacidad suficiente para abastecer del servicio de agua potable a los habitantes del área metropolitana de Salta, de un modo adecuado.

Jarsún señaló que “la justicia decía que deje de utilizar la planta vieja, pero es totalmente imposible acceder a ese pedido”. El funcionario lo fundamentó afirmando que “tenés que elegir el mal menor en algunas situaciones”.

“Yo no puedo cerrar la planta vieja y hacer que le rebalse la cloaca a todos los salteños en sus casas”, dijo, para resaltar que “el mal menor es que la gente pueda seguir volcando sus desechos a esta red, que llegue a la planta depuradora Sur, que quizás se trate de manera incorrecta porque ya no tiene la capacidad suficiente, pero que al menos sea tratada, antes de que se le vuelque en cada uno de los hogares esta situación”. 

Jarsún indicó que confía en la decisión de la Corte Suprema, que falle a favor de Aguas del Norte “porque creo que van a tener el criterio que tenemos todos cualquier persona con sentido común”.

“El problema que tenemos la planta es que no se da abasto para la cantidad de construcciones, para la cantidad de gente que tenemos viviendo en la zona metropolitana. Entonces es necesario que esta obra esté terminada”, dijo.

“Es una obra sumamente necesaria” dijo Jarsún, quien recordó que la obra está judicializada y ha escalado a la Corte Suprema. 

“La justicia dice que nosotros deberíamos dejar de verter líquidos de esta planta al río”, dijo. Hoy el funcionario tiene una multa judicial de 500 mil pesos diarios por incumplir esa acción, desde el 1º de enero.

“Es una situación injusta e inaplicable, porque es un problema de décadas que nadie resolvió, y este Gobierno lo está resolviendo. Entonces justo a la gestión que lo está haciendo, se le cae con todo el peso, cuando en realidad es un problema que lo tenían que haber sancionado hace mucho tiempo atrás”.

Te puede interesar
Lo más visto