Lula tuvo que afirmar que no tiene un "pacto con el diablo" para desmentir a iglesias evangélicas

INTERNACIONALES 06 de octubre de 2022
La primera encuesta post primaria en Brasil, le otorga una diferencia de por lo menos diez puntos al candidato Lula Da Silva para el ballotaje que se realizará el próximo 30 de octubre. A raíz de esto, la campaña se puso compleja con la falacia de las iglesias evangélicas que para retener votos a su candidato salieron a afirmar que Lula - que responde al demonio- cerrará iglesias evangélicas. Una mentira o una exageración de quienes dicen seguir las enseñanzas bíblicas.
Lula y Bolsonaro

El comunicado oficial emitido el miércoles por el candidato Luiz Inácio Lula Da Silva, afirmando que "no tiene ningún pacto con el diablo. Soy cristiano", llamó poderosamente en algunos sectores de la sociedad, especialmente en las grandes urbes, pero quizás sea más comprendido en otros lugares en donde las creencias y experiencias "con el más allá" tienen otro recorrido. Justamente por eso en el caso de Brasil, el mensaje del candidato está dirigido a las creencias por el mensaje de iglesias evangélicas que en estos últimos tiempos han decidido contradecir aquello de "dad al César lo que es del César", y lanzarse de lleno a la política, y que en debilidad de posibilidades de ganar una elección han recurrido a la mentira al propagar en sus cultos que "si gana Lula, cerrará todas las iglesias en Brasil", algo que nunca ocurrió en sus gobiernos anteriores.

Según los pastores, que ahora están apareciendo por los medios, a defender a su candidato Jair Bolsonaro, votar por Lula "sería votar contra Dios, la familia y la libertad".

Según las encuestadoras -que no han acertado en la primera vuelta- Lula da Silva encabeza con 51 por ciento de intención de voto, contra 43 por ciento del mandatario Jair Bolsonaro, la carrera hacia al balotaje presidencial del 30 de octubre, según una encuesta del instituto IPEC, divulgada este miércoles por la cadena televisiva Globo.

Te puede interesar