"Los guardias no tienen la culpa, el culpable soy yo”

JUDICIALES 22 de marzo de 2018
Declaro Gabriel “Chirete” Herrera, el principal imputado por el femicidio de Andrea Neri dentro del penal de Villa Las Rosas. Dijo que mató a su pareja con una gubia porque lo había engañado con otro hombre. Además, trató de quitarle responsabilidad a los otros imputados diciendo que no tenían nada que ver con el hecho y apuntó a su compañero de celda como el entregador del arma homicida y lo culpó de haberle mostrado la foto de la “carneriada”.
20180322_123819

Frio, sin la más mínima muestra de arrepentimiento, el “Chirete” Herrera fue claro en su declaración. “Fui bueno con ella y mira cómo me pagó”, afirmó en medio de la sala VI, al tiempo que destacó: “me puse como loco, no me quería decir la verdad y negaba que estaba con otro tipo”.

“Le quité el hijo que tenía en los brazos y lo puse sobre la cama. Le dije: esta es la última vez que lo vas a ver. Yo jamás le había levantado la voz... Entonces le pegué con la gubia. Después salí. Me lavé las manos porque estaban llenas de sangre. Le dije al encargado que vayan a ver porque había matado a mi mujer. Estaban con la música a todo volumen. No me creían", afirmó.

Herrera también aprovechó para desvincular a los guardiacárceles imputados: "Los policías no tienen la culpa. El culpable soy yo. ¿Con qué van a comer sus familias? El culpable soy yo y el Loco Balcarce que me instigó a mí. Me mostró las fotos y me dio el arma punzante", concluyó.

Te puede interesar