Condena por abuso sexual: “El cura intentó proteger el honor de la iglesia”

JUDICIALES 02 de marzo de 2018
Así lo afirmó Alberto Abán, abuelo de la víctima de abuso sexual que se cometió dentro de la iglesia ortodoxa San Jorge. Las declaraciones se dieron luego de conocer la sentencia del juez Pablo Farah de la Sala III, cuando condenó a Luis Miguel Girón a la pena de cinco años de prisión efectiva.
20180226_094246
Alberto Abán, abuelo de la víctima.

Pese a los intentos de las autoridades religiosas y de los fieles, por defender a Luis Girón, señalando que nada raro había sucedido dentro del templo, la fiscalía logró demostrar la veracidad del abuso sexual en perjuicio de un niño de siete años.

Durante la etapa de alegatos, el fiscal Federico Obeid había solicitado la pena de seis años y medio por el delito de abuso sexual gravemente ultrajante y coacción, detallando cada momento del terrible suceso confirmado en la Cámara Gesell que le practicaron a la víctima.

La querella y la defensora oficial de incapaces se adhirieron a la solicitud de la fiscalía destacando la perversidad del imputado para cometer el delito. Mientras que la defensa técnica intentó descalificar el testimonio del niño y dijo que Girón fue sospechado infundadamente por lo que se solicitó su absolución lisa y llana.

20180302_102617
Luis Girón junto a su abogado defensor Carlos Correa durante los alegatos.

Luego de un cuarto intermedio, el juez Farah condenó a la pena de cinco años de prisión efectiva al imputado e hizo lugar parcialmente a la demanda civil instaurada, ordenando a Girón al pago de un millón de pesos a los damnificados.

La familia se mostró conforme con la pena y Alberto Abán, abuelo de la víctima contó a El Expreso que esperaban esta sentencia y que tenían convicción de no haberse equivocado con el acusado.

“El fiscal hizo un excelente trabajo al igual que el querellante. Queríamos que se haga justicia pero todavía no terminó, seguramente apelaran y nosotros estaremos presentes para esgrimir los mismos y otros argumentos para que esta persona vaya preso”, afirmó.

Luego, Abán se refirió al tema de la iglesia como un capítulo aparte pero sostuvo que “el cura cumplió un papel de protector del honor de la institución como si la iglesia merecería ser protegida. En realidad, lo que busco es tratar de que no lo condenen a Girón. En algún momento se resaltará esta cuestión cuando se den los fundamentos del fallo”.

Parroco Barruonuevo con Girón
Padre Barrionuevo junto a Luis Girón.

Por último, el abuelo del menor cuestionó que “la sociedad parece mostrarse indiferente ante un hecho muy grave ocurrido dentro de una iglesia. De todas formas, nunca se va a manchar el honor de la iglesia, sino los responsables son aquellos que la defienden y muy mal”.

Te puede interesar