Comenzó el juicio por la muerte de un joven que intentó robar un estéreo y fue linchado

JUDICIALES 02 de enero de 2020 Por
En la Sala III del Tribunal de Juicio, comenzó la audiencia de debate en la causa seguida contra Víctor Alejandro Cruz, imputado por homicidio calificado por alevosía en perjuicio de Enzo Guerrero. El juicio se lleva a cabo con tribunal colegiado integrado por los jueces Pablo Farah (presidente), María Gabriela González y Carolina Sanguedolce (vocales). Está previsto que finalice el 8 de enero.
Imagen ilustrativa
imagen ilustrativa de linchamiento.

El hecho por el cual será juzgado Víctor Alejandro Cruz ocurrió el 16 de diciembre de 2018, alrededor de las 23, en inmediaciones de una carpa bailable ubicada en Asentamiento La Ciénaga. Según consta en la causa, esa noche, Enzo Guerrero fue sorprendido por un particular luego de sustraer el estéreo de un auto que se encontraba estacionado en el lugar.

En ese momento se hizo presente el imputado quien, luego de enterarse de lo sucedido, le asestó un puntazo en el estómago a Enzo Guerrero, quien se encontraba inmovilizado por otra persona. Seguidamente, Cruz se dio a la fuga. 

En aquel momento, muchas otras personas participaron de una especie de linchamiento contra Guerrero y varios quedaron demorados hasta que se aclaró la situación. Incluso está involucrado el propio primo de la víctima como uno de sus agresores. La teoría del robo de un estéreo se puso en dudas al principio y se habló de un ajuste de cuentas por otros conflictos personales.

Los familiares de Enzo Guerrero dijeron que el muchacho estuvo con ellos en una juntada, minutos antes del homicidio y que lo sacaron porque estaba borracho. Luego, afirmaron que el joven se estaba durmiendo en la silla y que es ahí donde quiso irse a dormir al auto del primo y lo molieron a golpes antes de apuñalarlo. 

Todavía no está esclarecido el móvil de la muerte de Guerrero pero todo parecería indicar que se trata de una represalia que se les salió de las manos. La justicia por mano propia aparece en determinados casos, este tal vez puede ser uno de ellos pero sigue siendo un delito ante los ojos de la justicia. Sin embargo, el clamor social parece estar cansado de la inseguridad que ya no solo espera de la intervención policial, ahora actúa sin medir las consecuencias. 

Te puede interesar