Caso Salaberría: “Lo que le pasó a mi hijo, no tiene que pasarle a otro”

JUDICIALES 21 de febrero de 2018
Norma Lidia Sona, madre de Lucas Salaberría, el joven que murió durante una expedición en Cachi, dialogó con El Expreso sobre la imputación por el delito de homicidio culposo al presidente de la minera Cardero Argentina SA, Mario Luis Castelli. La mujer se mostró conforme con el trabajo de la fiscalía pero pidió que se realicen más controles a las mineras que suelen contratar estudiantes en la provincia.
IMG-20180219-WA0030
Norma Lidia Sona, mamá de Lucas Salaberría.

Lucas Sebastián Salaberría murió el domingo 13 de Noviembre de 2016, en el paraje “El Quemao”, en la zona de Palermo, Cachi.  Ocurrió durante una expedición de exploración a 4000 metros de altura, encomendada por la empresa minera al ingeniero geólogo peruano, Jhon Huaman Canchaguía. Este último ya fue imputado por homicidio culposo en noviembre pasado, ya que fue quien contrató a Salaberría.

Según surge de la investigación que el fiscal Pablo Paz llevó adelante, Salaberría murió como consecuencia de un paro cardiorespiratorio por falla cardíaca. Varios testigos, principalmente integrantes de la expedición, fueron coincidentes en sostener que Salaberría, días previos a su deceso, manifestó ciertos malestares físicos, síntomas que se intensificaron sin recibir los auxilios necesarios.

La fiscalía ahora apuntó contra la empresa Cardero Argentina SA, subsidiaria de una compañía canadiense y su presidente, Mario Luis Castelli por el delito de homicidio culposo.

De la investigación surge que Castelli le encomendó a Canchaguía que se contactara con estudiantes de Geología, proponiéndoles participar en la expedición. Posteriormente, celebró un contrato con aquellos, sin que surja, ni de las tratativas previas, ni del contrato que se hayan verificado el estado de salud de los estudiantes.

Norma Lidia Sona, madre de la víctima dijo que está muy conforme con la decisión de la fiscalía. “Venimos con esta lucha de hace dos años y saber que hay un responsable, me llena el alma. Alguien se tenía que hacer cargo porque ya lo habían responsabilizado al geólogo por homicidio culposo pero sabíamos que hay una empresa que lo respalda”, afirmó.

La mujer contó que varios testigos, principalmente integrantes de la expedición, fueron coincidentes en sostener que Salaberría, días previos a su deceso, manifestó ciertos malestares físicos, síntomas que se intensificaron sin recibir los auxilios necesarios. Sin embargo, nunca se hizo una autopsia porque la familia decidió cremarlo.

“Quizás por desesperación, mi marido no quiso que le hagan la autopsia, de todas formas no entendí la actitud de la fiscal de Chachi porque hubo una negligencia y se basaron en apariencia de un paro cardiorespiratorio. No sé realmente lo que pasó porque hay un hermetismo total”, aseveró Norma.

Luego, la mamá de Salaberría manifestó: “Lo contrataron por 15 mil peses pero mi hijo solo quería sumar experiencia ya que solamente le quedaba la tesis para recibirse. Estaba entusiasmado, no tomó dimensión de que la empresa no tomaría los recaudos necesarios para cuidarlo”

Norma manifestó que a raíz de lo que sucedió, la UNSa (donde estudiaba Lucas) cambio la metodología porque ahora los alumnos, no suben a la montaña si no cuentan con estudios médicos previos. De todas formas, aclaró que no responsabilizó a la casa de altos estudios por la muerte de su hijo, porque el contrato firmado entre la empresa y Salaberría fue sin la intervención educativa.

“Sé que mi hijo está en una mejor vida pero quiero que no vuelva a pasar con otro chico. La única forma es con una ley para que haya un protocolo y las empresas no tomen jóvenes sin brindarles los cuidados correspondientes. En su momento presente el proyecto a la Cámara de Senadores pero me dijeron que no se podía hacer nada en épocas de elecciones”, concluyó.

Te puede interesar