Sáenz se adjudicó el triunfo y anunció el nacimiento de un nuevo movimiento político

POLITICA 15/08/2021
En un festejo bastante apático, el gobernador Gustavo Sáenz y la intendenta Bettina Romero celebraron el resultado electoral del domingo. Sáenz, al hablar al cierre del acto en un hotel céntrico, dijo que en Salta nació un nuevo movimiento político que se identificará con el poncho salteño. Preocupante: el 36% no fue a votar, y el 12,6% votó en blanco.
Sáenz y Bettina y el show de Lamberto
El gobernador Gustavo Sáenz celebró el resultado general de las elecciones del frente Unidos por Salta y también lo conseguido por el frente Gana Salta, e interpretó que con esto "Salta se identificará con los colores del poncho salteño". Además, anunció el nacimiento de un "nuevo movimiento político, el movimiento provincial". El no lo dijo pero desde el gobierno ya se habla de "espacio Sáenz" para reemplazar lo que hasta estas elecciones se denominaron Unidos por Salta y Gana Salta. Para reforzar la imagen que se le pretende dar a este nuevo espacio, el gobernador enfatizó que él nunca necesitó que "vengan desde la Nación a levantarme la mano". Y para ilustrar sus palabras, hizo referencia a los números que dejó la jornada electoral: "de 30 diputados logramos 20; de 60 convencional, 38, y de 12 senador logramos 9, ¡cómo no estar agradecidos de los salteños!", proclamó.
Del acto participaron todos los candidatos que lograron una banca, especialmente Emiliano Durand, convertido, en la "estrella" del domingo por su rotundo triunfo en la categoría Senador. También estuvieron diputados, concejales y convencionales electos.
Roque Cornejo festeja su triunfo en el PRO
El PRO ganó bancas en Diputados, y fue la lista más votada en concejales en Salta.
Obviamente, Sáenz no mencionó la excelente elección que hicieron sorpresivamente el macrismo con Juntos por el Cambio y Salta Independiente en todas las categorías, y que seguramente se convertirán en la oposición al gobierno, teniendo en cuenta el flaco resultado del Frente de Todos, y la desaparición de la izquierda de la Legislatura y el Concejo capitalino.
Otro detalle para tener en cuenta es que el 36 por ciento de los electores no fue a votar, y un 12,6% que se presentó en los establecimientos, lo hizo en blanco, lo que suma entre ausentes y blancos, un preocupante 49%. Lo que significa que, por ejemplo, la cuestionada reforma constitucional se lleve a cabo en base a la opinión de la mitad de los salteños. Preocupante.

Te puede interesar