El acto por Perón también casi termina mal por un escándalo

POLITICA 02 de julio de 2021 Por Oscar Burgos
Un acto frío como el clima, de consabidas ofrendas florales y discurso, casi termina mal por un escándalo de la vida interna del peronismo. Era por el 47 aniversario de la muerte del General, pero se usó para darle otra rosca a la interna ahora fomentada por el Peronismo Federal, nuevo partido de Romero.
PERÓN- recordatorio a 47 años en el Hogar Escuela
Si Francisco Aguilar fuera peronista, ya estaría renunciando de nuevo, pero es macrista (aunque no tenga ficha de afiliación); y Pulleiro estaría diciendo que recibió una orden de Evita; Abel Cornejo promoviendo investigar el origen del Hogar Escuela para pasarle la pelota a la Justicia Federal; Gustavo Sáenz, pidiendo perdón por enésima vez, con Vitín Lamberto, detrás, riéndose, aunque nadie sepa por qué. 
Fue en el Hogar Escuela, para recordar la obra política de Juan Domingo Perón, a 47 años de su paso a la inmortalidad.
PERÓN- Miguel Isa y otras autoridades
Ocurrió así. Cuando la gente del Partido Justicialista se encontraba en los preparativos del acto, en la fría mañana del jueves, aparecieron en el patio del Hogar “Carmen Puch de Güemes”, ubicado casi frente a la terminal, un grupo mujeres a los gritos, blandiendo improperios irreproducibles contra las actuales autoridades de la CAP, especialmente le apuntaban al secretario político, Antonio Hucena, y al de Interior, Dante Rosas, culpándolos de haberlas hecho a un lado de este homenaje. Gritaban tan fuerte, que dos efectivos policiales se arrimaron al lugar para ver qué pasaba. Y Julia Pascual – presidenta de la Comisión de Homenajes del PJ- reaccionó de la peor manera. Ordenó a Lía Macías: “sacá fotos, y se las mando a Villada”, dijo con clara intención de amedrentar a los policías, y jactándose de tener línea directa con el ministro de Gobierno. No hizo falta. Los policías sólo querían colaborar a calmar los ánimos.
Pero las mujeres seguían sacadas, denunciaban que eran víctimas de discriminación por género, pero les advirtieron que la encargada del acto era la consejera partidaria Claudia Toconás. Entonces, denunciaron que “¡pretenden sacarnos pese a que hace 26 años que nos ocupamos de los actos y de la militancia, y ahora vienes estos mentirosos, corruptos, a desconocernos!” Lo que llevó a Gastón Galíndez a ofrecer sus buenos oficios, pero la lluvia de insultos parecía indetenible.
Desde la galería, la directora del Hogar Escuela escuchaba azorada el vocabulario de las militantes. Que a los lejos, también percibió Miguel Isa, que apuró los pasos, sin éxito. Entonces, la organizadora Claudia Toconás buscó sacarlo de las brasas, llevándolo a saludar a las autoridades del establecimiento y a ver lo que habían preparado en el salón de actos en alusión a la fecha. Isa saludó y agradeció el aporte, y se volvió rápidamente al lugar del escándalo de las militantes del Peronismo Republicano, que ya se la habían agarrado con el presidente del Congreso, Marcelo López Arias, de asistencia perfecta en todas las actividades partidarias; contra el militante de las redes sociales, Angel “El loco” Maraz, que se animó a recordarle a Pascual algunos pecados de otros años.
Ante este panorama, la directora decidió cerrar las puertas del salón de actos y dejar la exhibición para otra oportunidad.
PERÓN Julia Pascual retira en gesto de desagrado el cartel (1)
Galíndez propuso como salida del conflicto, que una representante de las díscolas mujeres hable en el acto antes del presidente Miguel Isa. Es decir, cambió los reclamos por un lugar en el listado de los discurseantes. La elegida fue Lía Macías. Pero tampoco eso alcanzó. Cuando hablaba Miguel Isa, “La Julia Pascual” retiró su cartel del escenario y dando claras muestras de bronca y mala educación, justo en un lugar en donde había que mostrar todo lo contrario.
Más de medio centenar de personas miraban azoradas el inexplicable accionar de la mujer de anteojos oscuros. No sabían que tenía apuros por llegar a la Plazoleta Juan D. Perón, de Avenida Arenales y ruta a San Lorenzo, en donde la esperaba Martín Del Frari, quien aparece cada vez más desesperado por conseguir la notoriedad que le ayude a cosechar votos el próximo 15 de agosto.
Miguel Isa convocó a la unidad, a militar en las calles, y no fomentar internas utilizando los símbolos del peronismo como las imágenes de Perón y Evita. (¿Estaba ya al tanto de la insolente foto publicada por Walter Wayar en las redes sociales?)
Algo de razón tienen Pascual, Gamboa y Lía Macías. La decisión en la CAP es sacarla de la Comisión Permanente de Homenajes del PJ, porque quieren darles otro matiz a los actos, según propuestas de Hucena y Rosas. Aunque el motivo principal es que ellas forman parte del Peronismo Republicano, un invento de Juan Carlos Romero para dividir al peronismo y sumarle votos al macrismo. 
PERÓN- Ralle- Hucena el marido y Galíndez 
¿Y los chicos?
Evidentemente, los peronista no andan bien para actos ni para los homenajes. Deberían aprender del Concejo Deliberante, donde con sólo pasar por Avenida El Líbano ya motiva una distinción.
Lo peor de todo es que se repiten actos de discursos y ofrendas florales, repetitivos y ordinarios. Teniendo en cuenta que el escenario fue un lugar emblemático para el peronismo y la solidaridad ciudadana, como el Hogar Escuela, adonde concurren chicos con familias incontinentes, de escasos recursos, o chicos huérfanos, quizás lo mejor era llegarse con tortas, dulces y hasta ropa para los chicos, en consonancia con la prédica peronista. Hubiera sido una hermosa devolución en agradecimiento a Perón, por tanto. Y hasta le podrían sacado una sonrisa al monolito que ocupa el centro del patio del Hogar. Un imposible, seguro, un imposible.

Te puede interesar