Se robaron las computadoras de un colegio secundario de General Guemes

JUDICIALES 14 de octubre de 2020 Por Sebastián Alejandro Cardozo
Los vecinos del barrio Santa Teresita de General Güemes están indignados por el robo de más de cincuenta computadoras de un colegio secundario. Se trata de las notebook que entregaba el Gobierno y permanecían en un depósito hasta que el director del establecimiento se percató del faltante y radico la denuncia. Por el hecho ya se detuvo a cuatro personas y fueron imputadas.
descarga

El director del colegio secundario N° 1211 de Barrio Santa Teresita de General Güemes, Víctor Daniel Vallejos contó a la policía local que el 9 de octubre se dirigió al establecimiento educativo a los fines de mantener una reunión con la directora del nivel primario, Adriana Chocobar pero como estaba ocupada, decidió hacer una recorrida por el colegio. Vaya sorpresa se llevó Vallejos cuando vio que la puerta del laboratorio de informática estaba violentada. Entró rápidamente para ver lo que ocurría y se dio cuenta que se habían robado las computadoras y otros elementos que utilizan los alumnos.

Según el director en su denuncia, habría cerca de 59 computadoras notebook de las que solía entrega el Gobierno Nacional con el programa Conectar Igualdad. También faltaba un parlante, un proyector, micrófonos, mini componente, entre otros elementos de apoyo escolar. Al principio Vallejo denunció que la última vez que se hizo presente en el colegio fue el 18 de septiembre y que desconocía si otro docente fue al establecimiento por que no está funcionando debido a la pandemia. El docente agregó que el colegio si contaba con un sistema de alarmas pero que actualmente no se encontraba funcionando, como así también que posee cámaras de seguridad. Ya en una segunda ampliación de su denuncia, aclara que la alarma si debía estar funcionando porque su compañera había pagado el servicio pero añadió que existe un juego de llaves extraviado desde antes que asuma el cargo.

La Brigada de Investigaciones comenzó la búsqueda de los posibles responsables del ilícito ya que tenía un inventario de las cosas sustraídas y detalles de los códigos de cada computadora. Fue cuestión de tiempo hasta que los mismos vecinos se empezaron a comunicar con el 911 para aportar que ciertas personas tenían las computadoras robadas. Así sucedió con una mujer no identificada que dijo el 1 de octubre que un hombre metió computadoras a una vivienda de B° El Cruce. Los uniformados fueron a corroborar el dato y efectivamente, encontraron una computadora y dos cargadores que pertenecían a los elementos robados.

El 10 de octubre cerca de las 09.46 ingresó otro llamado al servicio de emergencias, el operador atendió y se trataba de otra vecina que daba la voz de alerta de que un tal Ulises Uncos, se encontraba en la zona ofreciendo computadoras de las mismas que la policía andaba buscando. Además, la denunciante agregó que junto a Uncos había otras personas en la misma situación y que podrían tener las notebook escondidas en el campo.

Efectivamente, la policía logró identificar a los presuntos autores del robo y la fiscalía formuló la valoración inicial para imputarlos provisoriamente a Ricardo Olver Acosta, Nicolas Daniel Villa Sierra, Ulises Facundo Alejandro Palacios y Edelmira Beatríz González, todos detenidos por robo doblemente calificado por escalamiento, en poblado y en banda. Según trascendió, más de uno tiene antecedentes por hechos similares en la localidad.

El abogado Orfeo Maggio asumió la defensa de los cuatro sospechosos y acudió a la audiencia de imputación este martes 13 de octubre. “Es un hecho que realmente conmovió a la ciudadanía días atrás, se trata del robo de computadoras de un colegio muy concurrido por los alumnos. Hubo personas que ingresaron y se llevaron las maquinas, el hecho fue publicado y ahora se detuvieron a personas que se les secuestro computadoras en su poder. Muchos de ellos manifestaron que las habían comprado y se inició una línea investigativa respecto al hecho. Lo más importante que se esclarezca y se puedan encontrar las notebook sustraídas”, indicó.

“Considero que en realidad es un hecho de mucha trascendencia porque se trata de un conjunto de personas y se los acusa de un robo calificado porque hubo un escalamiento y es en poblado en banda. Sostengo que mis defendidos en realidad podrían haber actuado de buena fe y comprado esas computadoras pero que no cometieron el delito. Hay que contribuir con la acción de la justicia para dilucidar el hecho”, agregó.

Consultado sobre si los detenidos tienen un comprobante de la compra, Maggio expresó: “lo que ocurre es que hablamos de lugares que son muy humildes y de personas que en su mayoría son trabajadores, es indudable que los que robaron las computadoras las empezaron a desparramar y vender. Se hizo una gran tarea investigativa que determinó quienes son los que compraron las computadoras, ahora el tema es saber si ellos las robaron o no”.

 

Sebastián Alejandro Cardozo

Cronista de Judiciales y Policiales de Periódico El Expreso

Te puede interesar