Afirman que el presunto sicario de Jimena Salas es un “perejil”

JUDICIALES 19 de junio de 2019 Por
Luciano Romano, abogado defensor de Sergio Horacio Vargas, imputado por el crimen de Jimena Salas, dialogó con El Expreso de Salta y adelantó que su cliente es un “perejil” porque no tiene ninguna relación con la víctima ni con su familia. Además, no habría pruebas contundentes sobre el presunto “sicario”, más que testigos que dicen haberlo visto frecuentar la zona de Vaqueros.
20190619_123828
Luciano Romano, toma contacto con el acta de imputación. - Foto: El Expreso de Salta

Romano contó que se constituyó como defensor de Vargas y pudo tener acceso al acta de imputación. “Los fundamentos que proporciona la fiscalía son muy vagos, solo se basa en declaraciones de los vecinos que manifiestan haberlo visto en la zona”, agregó.

“El señor es un vendedor ambulante que se dedica a la venta de alpargatas y frecuenta diferentes zonas a fin de vender su producto. El desconoce a la señora Salas o su grupo familiar, además  dijo que nunca se acercó a ese domicilio, si estuvo en localidades aledañas pero no recuerda si fue en la época del hecho”, indicó.

Consultado de cómo pueden llegar a dar con esta persona e identificarla como el asesino, Romano dijo que es muy difícil entenderlo porque pasaron dos años de investigación y los testigos hablan de un sujeto alto, de buena vestimenta y delgado pero su defendido es una persona baja, de tés morocha, robusto y no condice.

“Me contó que un tiempo trabajó para la municipalidad de Vaqueros haciendo algunas obras que se llevaban a cabo pero reitera que nunca tuvo cercanía con la familia”, afirmó.

multimedia.normal.a2a14b2bfa91df3e.6372696d656e206465206a696d656e612073616c61735f6e6f726d616c2e6a7067
Según el defensor, su cliente es “un perejil” porque no hay pruebas que determinen que el llevó a cabo el hecho y la fiscalía deberá demostrar cuál es el ensañamiento que tenía para proporcionarle cuarenta puñaladas a una mujer porque no hay una vinculación determinada que lleve a interpretar que es el autor del hecho.

Romano manifestó que todavía no se hizo ningún tipo de cotejo genético con Vargas, teniendo en cuenta que en la escena del crimen se encontraron dos ADN de masculinos.

Finalmente, el abogado dijo que su cliente no tiene ninguna relación con el viudo de la víctima, Nicolás Cajal, sin embargo, le llama la atención que la imputación hace suponer que debería haber un autor intelectual. “La fiscalía ya debería haber imputado a alguien más para mantener la imputación actual, pero hasta el día de la fecha solo esta Vargas, entonces no hay argumento para sostener la imputación”, concluyó.

Sebastián Alejandro Cardozo

Cronista de Judiciales y Policiales de Periódico El Expreso

Te puede interesar