Imputaron a un hijo del nochero Teruel por abuso sexual

JUDICIALES 22 de mayo de 2019 Por
Tal cual lo había adelantado la versión impresa de El Expreso de Salta hace unas semanas atrás, uno de los hijos de Mario Teruel del grupo folclórico Los Nocheros, quedó imputado por los delitos de exhibiciones obscenas agravadas y abuso sexual con acceso carnal en perjuicio de una menor. Hoy se conoció oficialmente la noticia de que el imputado permanece detenido por orden del fiscal Federico Obeid.
abuso

El fiscal penal 1 de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, Sergio Federico Obeid, lleva adelante una investigación a partir de la denuncia de la madre de una adolescente por hechos de abuso sexual en su perjuicio y que habrían ocurrido cuando la menor tenía 10 años.

Según refiere, los actos habrían sido cometidos por un hombre que al momento de los hechos era mayor de edad y aprovechó que la niña frecuentaba su casa para jugar con un familiar del denunciado.

El Fiscal solicitó el cumplimiento de diversas medidas probatorias e imputó a Marcos Lautaro Teruel por los delitos de exhibiciones obscenas agravadas (dos hechos) y abuso sexual con acceso carnal (dos hechos) en concurso real.

A solicitud de Obeid, el joven permanece detenido con prisión preventiva mientras se completan diligencias solicitadas en el marco de la causa.

Cabe recordar que Marcos Lautaro Teruel de 27 años, está detenido desde el pasado 25 de abril cuando llegó a la sede de Alcaidía por la denuncia radicada. Se trata de uno de los hijos de Mario Teruel, integrante del reconocido grupo folclóricos Los Nocheros. 

Lautaro, como le dicen en la familia, ya había estado en el ojo de la tormenta cuando un integrante del grupo “Les Coso Comué”, del que forma parte, fue apartado de la banda al ser denunciado por la usuaria Pam Flowers, quién contó en Facebook el hecho: “a la habitación ingresaron 2 personas más, desnudas, eran mis amigos, se aprovecharon de esta situación y abusaron, uno abusó de mí, al otro no se lo permití”. En aquella publicación de fines del año pasado, la joven también mencionó a cada uno de los involucrados: “las tres personas involucradas son: Silvio Rodríguez, Lautaro Teruel y Gonzalo Isaac”, afirmó.

Por si fuera poco, un primo de Lautaro, en este caso, hijo de Kike Teruel, de nombre Felipe, también fue señalado por un presunto acoso por la modelo Belén Esper. “Chicas tengan cuidado y no vayan a las juntadas/afters que hacen en la casa de Felipe Teruel, el hijo de uno de los Nocheros…Estaba en el baño, tocaron la puerta y cuando salí era él, me agarró de los brazos demasiado fuerte, queriéndome arrastrar a la habitación de al lado, luego al primer piso. No sé de donde saque fuerza y logre soltarme cuando uno de mis amigos me vio y fue corriendo a ayudarme… Ojalá a ninguna le pase de nuevo, y que no pase a mayores. Que ésta gente no sea impune por tener plata o por tener un apellido importante, NO NOS CALLEMOS MÁS”, publicó Esper en su cuenta de Facebook, luego, no volvió a referirse al tema pese a los intentos de este medio por conocer más detalles del episodio.

Al principio, la actual causa de Lautaro Teruel, estuvo en total reserva en el despacho de la jueza de Garantías Nº 7, María Edith Rodríguez. Aparentemente, las partes tuvieron mucho interés de que lo sucedido no se sepa porque salpica a figuras del espectáculo que podrían tener alguna que otra influencia en la justicia. Además, hay que tener en cuenta que de haber una menor involucrada, se justificaba la reserva del caso, sobre todo por ser un abuso sexual. De todas formas, ahora con la imputación, la web oficial de la fiscalía dio detalles de la causa.

Cabe destacar que este tipo de denuncias que comenzaron por redes sociales, ahora se materializan después de lo sucedido entre la actríz Thelma Fardín y Juan Darthés. Hasta hace unos años atrás, los abusos y acosos eran silenciados por miedo al qué dirán o porque había gente muy poderosa involucrada. La situación cambió y ahora ninguna mujer se calla ante las amenazas y parece ser que la Justicia se puso seria al momento de darle credibilidad a los casos, pese a que en algunos, como el de Teruel, prefiere llamarse al silencio.

Te puede interesar