"Hay que poner los límites que cada niño necesita"

DE BUENA FUENTE 09 de septiembre de 2022 Por Redacción El Expreso de Salta
Así lo manifestó la licenciada en psicopedagogía, Natalia Mansilla, quien resaltó la necesidad de establecer límites a los niños y a los adolescentes, para que se conviertan en adultos sanos emocionalmente, pero siempre en la base del respeto y mostrándose como padres presentes.
IMG-20220907-WA0019

Mansilla explicó en el programa De Buena Fuente que el apego emocional no tiene solo que ver con una cuestión de levantar al niño cada vez que llora, sino que es un proceso que continúa hasta que son adultos, " si, les damos seguridad afectiva cuando son pequeños y los levantamos en brazos cuando lloran, pero el vínculo va construyéndose en la infancia y continúa en la adolescencia" explicó.

"Tal vez cuando es bebé las mamá interpretamos que quiere con los llantos, sin embargo cuando va desarrollando el lenguaje cuando crece, nosotros tenemos que seguir fortaleciendo el apego, escuchando que nos quiere decir. Cuando hace un berrinche tendemos como papás a decir que es un malcriado, en lugar de preguntarle que le pasa, cómo se siente y tratar de ver la manera de cubrir esa necesidad sin tener que atender a la demanda de los caprichos", señaló la psicopedagoga.

La profesional de la salud mental de los más chicos explicó que hay formas de decirles que no ante la presencia de "berrinches", pero que hay que evitar caer en la desatención, "el tema es no ignorar a los hijos, queremos que se sienta atendido y eso no implica que le tengamos que dar siempre lo que pide. Los límites se deben poner hasta donde el niño lo necesite y de acuerdo a la edad en la que estemos hablando, es difícil ponerle límites a un bebé cuando todavía no sabemos que siente o necesita, pero cuando ya es más grande podemos hablar de alguna manera con el, y si bien quizás no entiende del todo, si hay si que dejarles en claros que la mamá papá o cuidadores están para ellos', concluyó.

Te puede interesar