Es la segunda vez que se judicializa la salud mental en diez años

La jueza Ana María Carriquiry le ordenó a la Provincia  presentar un plan de Salud Mental en el plazo de 10 días desde el 26 de julio. La sentencia marca un precedente dado que las condiciones en la materia son precarias. No es la primera vez que se busca una solución a tales falencias mediante el uso de fallos judiciales, puesto que según el consultor en salud mental y psicólogo Rodolfo Ceballos, es la segunda vez en diez años que se judicializa la atención mental. 
CEBALLOS TRES

La ciudad de Orán, en Salta, cuenta con un fallo judicial a través del cual, la jueza de familia Ana María Carriquiry obliga a la Provincia y el ministerio de Salud a elevar un Plan de Salud Mental ante su juzgado en un plazo de 10 días. Dicha medida fue impuesta tras la acción de amparo colectiva presentada por los Asesores de Incapaces del Distrito Judicial de Orán, por los derechos de los habitantes de la zona de contar con un servicio de salud mental de calidad.

"Es la segunda vez que el sistema de salud mental entra en conflicto con la ley y que luego ese accionar conflictivo lleva a que se produzca un amparo favorable a los representantes de Orán y condenatorio para la Provincia. En materia presupuestaria no avanzó la salud mental, por eso la jueza le da diez días a partir de la notificación del fallo para que organice el sistema de salud mental, porque no tiene siquiera un plan de salud mental", denunció  Ceballos en el programa De Buena Fuente. 

"Entonces se judicializa por segunda vez en menos de diez años la gestión de salud mental de la provincia, ¿Dónde se vio que un sector tan importante quede judicializado en los mismos términos?", cuestionó  el profesional y reconoció "ahí se ve el déficit que hay en presupuesto, recursos humanos y en funcionamiento, sobre todo en hospitales generales, donde no hay salas de salud mental", finalizó.  

Te puede interesar