Otro femicidio impune: La justicia no logró determinar quién mató a Anahí Girón

JUDICIALES 04 de agosto de 2022
La débil figura de Rebeca Anahí Girón seguirá deambulando en la memoria de quienes la conocieron hasta que alguien la estrangulara en una casa abandonada de Villa Angelita, al sur del Barrio Ceferino de esta Capital. Porque cinco años después, la justicia salteña determinó que el único detenido imputado fue absuelto de toda culpa y cargo de ese misterioso crimen, ocurrido en setiembre del año 2017.
CASO ANAHÍ GIRÓN _femicidio
No fue buena su vida. Se había escapado de un hogar de menores, y sufría de adicciones, no tenía familia y deambulaba por la zona de barrio Ceferino, Angelita y alrededores esperando que alguna alma caritativa le ofreciera comida y a veces una cama. Sino iba a dormir a la casa abandona que hacía de aguantadero o ranchada.
Durante el juicio, el informe de los peritos había puesto en duda la acusación contra Viveros porque no encontró ningún rastro de adn que involucrara a este joven que también era un asiduo concurrente a la casa abandonada para reunirse con amigos para cometer pendejadas. 
Alli, un día fue encontrado el cuerpo de Rebeca Anahí Girón sin vida, boca abajo, y con los pantalones en las rodillas.  Había sido estrangulada en esa casa sin dueño ubicada en en el pasaje Madre Teresa de Calcuta y Manuela G. de Todd. Tenía solo 17 años.
La Sala II del Tribunal de Juicio absolvió el miércoles y en forma lisa y llana a Hernán Nicolás Viveros del delito de homicidio agravado por mediar violencia de género por el que había llegado requerido a juicio.
Los jueces ordenaron en consecuencia la inmediata libertad del acusado.
Durante los alegatos, la fiscal había solicitado pena de prisión perpetua para el acusado por considerar que estaba acreditado el hecho ilícito y la autoría de Viveros. La defensa, en tanto, había solicitado la absolución lisa y llana y, subsidiariamente, absolución por el beneficio de la duda. El representante del imputado consideró que no existían elementos que creen certezas sobre su culpabilidad. Tampoco pruebas de que Viveros haya conocido a la víctima o haya estado con ella ese día.
El juicio se llevó a cabo en la Sala II del Tribunal de Juicio con tribunal colegiado integrado por los jueces Ángel Amadeo Longarte (presidente), María Victoria Montoya Quiroga (vocal) y María Gabriela González (vocal interina).
Por el Ministerio Público intervino la fiscal de la Unidad Especial de Femicidios, Mónica Poma. La defensa del imputado estuvo a cargo de Rodrigo Anachuri.
Durante los alegatos, la fiscal había solicitado pepena de prisión perpetua para el acusado por considerar que estaba acreditado el hecho ilícito y la autoría de Viveros. La defensa, en tanto, había solicitado la absolución lisa y llana y, subsidiariamente, absolución por el beneficio de la duda.

Te puede interesar