"Necesitamos una escuela propia"

La directora de la Técnica de aeronáutica, Claudia del Prado informó que la institución, única con esta orientación en el NOA, y una de las cinco que funciona a nivel país, no contiene a los 600 alumnos que asisten allí por ser muy pequeña, por esto deben tomar clases de manera descentralizada para los talleres, las prácticas profesionales y educación física. El ministro Cánepa les prometió brindarles lo que más necesiten y en este caso es una escuela más grande. ¿Cumplirá con su palabra?
Screenshot_20220608-094634_WhatsApp

"Hicimos una apuesta con el ministro de Educación, Matías Cánepa, que nos daba un mes para que la aeronave sea armada reparada y puesta a punto para darle el arranque", contó la directora.

Todo comenzó cuando la escuela recibió la donación de una avión la semana pasada para la formación de los alumnos. Al haber estado parado desde el año 2016 en Aviación Civil, no se encontraba funcionando. Ante esto, el titular de la cartera de Educación, Matías Cánepa, "apostó", con toda la comunidad educativa de la Técnica N° 3.144, Capitán Marcelo Pedro Lotufo que si lo ponían en funcionamiento en el plazo de un mes, él les daría aquello que más quisieran o necesitaran.

El establecimiento no sólo consiguió el objetivo, sino que lo hizo en menos de una semana. 

"La semana los alumnos, ingenieros, técnicos aeronáuticos y profesores estaban armando la aeronave con la felicidad que eso implica. Eran prácticas de mantenimiento en vivo con un avión entero, en menos de seis días quedo arreglado y le dimos arranque este lunes", contó.

"Después pidan algo a cambio, nos prometió el ministro Cánepa y felicitó a la escuela por el crecimiento y trabajo mancomunado".

La escuela tiene una visión y misión clara: el objetivo es formar alumnos con saberes  capacidades y que sean competentes en aeronáutica."Es  una técnica que necesita mucho material y fondos porque la aeronáutica es cara. Pedimos la técnica propia porque al ser únicos en el noroeste la escuela aeronáutica merece tener un espacio donde los alumnos puedan sentirse orgullosos y decir estamos todos juntos y no divididos. Trabajar de forma dividida en cuatro lugares es muy difícil con más de 600 alumnos, sumado que necesitamos trabajar para que los aprendizajes sean más significativos. Queremos que sea un trabajo artículado y con criterios comunes y hacerlo como hasta ahora es un esfuerzo muy grande de gestión, sin contar la movilidad de los alumnos a diario es en dos y tres lugares", finalizó.

El interrogante que se palntea es si Matías Cánepa ahora cumplirá con su palabra y les realizará una escuela más grande.

Te puede interesar