El PAMI una vez más es cuestionado por malas prestaciones y edificios que se caen a pedazos

SALTA 02 de junio de 2022 Por Redacción El Expreso de Salta
Desde el Sindicato Unido de Trabajadores y Empleados del PAMI (SUTEPA), denunciaron el servicio precario de las prestaciones y las deplorables condiciones edilicias de la agencia central y las delegaciones en el interior. El gremio cuestionó que la situación no mejoró ni siquiera a partir de la incorporación de Ignacio González al directorio.
20220602_113806

Matías Escalabrini, vocero de SUTEPA advirtió que la situación se está volviendo cada vez grave. "Los directivos decían que era por la pandemia, pero mejora la situación epidemiológica y el PAMI no mejora, las prestaciones son terribles y cada vez funciona peor. La situación edilicia es patética, los móviles están fundidos, en la sede no hay habilitaciones que digan que los afiliados y trabajadores están en condiciones se seguridad para estar adentro", cuestionó.

Escalabrini manifestó que la preocupación más grande es la atención a los afiliados, porque "con el nuevo modelo que nos vendieron, el PAMI supuestamente se iba a transformar en una obra social de primera, pero la verdad es que genera menos prestaciones. Antes era capitado, es decir que los prestadores estaban obligados a darle atención al afiliado, pero cambió por otro donde el prestador solo cobra la atención que brinda y los afiliados se la pasan peregrinando por los especialistas viendo quien los puede ver. Eso en el interior es más grave, quines se trasladan desde cientos de kilómetros para tratar de conseguir un turno con especialista cuando antes se les brindaba alojamiento, comida y derivación eso ya no existe más", aseguró.

El referente del gremio indicó que esto ocurre porque la gestión actual no entiende que se trata de aplicar políticas sanitarias que nada tienen que ver con la política. "Se plantea falta de idoneidad y capacidad para dar respuestas sanitarias. Por otro lado las personas que dirigen el PAMI no están pensando en la necesidad de los afiliados", disparó Escalabrini.

Indicó que actualmente no hay un canal abierto con la directora del PAMI, Verónica Molina porque son cuestiones tan graves que no se negocian. "La salud y la vida de los afiliados no es una mesa de diálogo, es algo que se debe dar. Tenemos una cantidad enorme de demandas judiciales por prestaciones que el PAMI tendría que dar porque es una obra social, no puede llegarnos un amparo de la justicia para hacer lugar a la atención", sentenció Escalabrini.

En ese sentido señaló que a partir de la incorporación de Ignacio González en el directorio existe una mejor capacidad de diálogo pero no se ven mejorías en las prestaciones.

Por otro lado informó que la instalación de la agencia en Joaquín V  González tiene un sector donde la construcción está cediendo y sin embargo los afiliados y trabajadores tienen que permanecer allí poniendo en riesgo la propia vida. Asimismo en Rosario de la Frontera la delegación está sin baños hace bastante tiempo y no se los arregla.

"Seguiremos reclamando esta situación porque el PAMI atiende al 95% de las personas mayores del país, si bien vamos a seguir atendiendo a la gente porque no queremos generar perjuicios a los afiliados, vamos a seguir poniendo la cara para ver lo que se puede hacer. No vamos a detener la atención, pero si seguiremos haciendo asambleas en todo el país y presentando denuncias para que esto se mejore", finalizó el dirigente gremial.

Te puede interesar