Para De Los Ríos la escasez del gasoil debería solucionarse, pero “es muy difícil poner una fecha”

POLÍTICA 01 de junio de 2022 Por Redacción El Expreso de Salta
Se agrava la crisis por falta de gasoil en Salta, y el ministro de la Producción Martín de los Ríos no sabe cuando terminará la escasez que azota a toda la región del NOA justo en época de cosecha. Al afectar directamente al campo y a los empresarios agropecuarios, este tema junto con los subsidios, fueron los ejes principales abordados en el encuentro de gobernadores del Norte Grande en Tucumán en el que participó Gustavo Sáenz.
Las-naftas-y-el-gasoil-bajarán

La falta de gasoil en la provincia preocupa a medida que avanza la época de cosecha y no hay como levantar la producción y lejos de normalizarse el servicio, el ministro de la Producción Martín de los Ríos no avizora un panorama alentador, “es muy difícil poner una fecha cierta”, señaló y agregó que “el mercado de los combustibles está regulado por la secretaria de Energía de Nación e YPF como la hermana mayor que abastece y con su participación en Refinor nuclean casi el 90 de los surtidores de la provincia. Los salteños dirán que transmitimos la misma información hace 20 días y la cuestión no se soluciona, pero estamos convencidos que con esta reunión que se planteó junto a los gobernadores del Norte Grande, esta exigencia debería solucionarse”.

Según Martín de los Ríos la situación se volvió mucho más compleja porque Argentina no genera en época de demanda interna el pico suficiente de gasoil que se requiere, por ende, la necesidad de importar es imperiosa. Los argumentos esgrimidos para justificar el faltantes son “un conflicto bélico mediante, el aumento de costo marítimo internacionales mediante y la dificultad de conseguir, desde buques hasta productos. La falta de gasoil y el aumento de costos por aumento del combustible está afectando al mundo entero y complejizan aún más en el país, porque si debemos trasladar el costo internacional al mercado interno, claramente el combustible de surtidor tendría que ser el gasoil mucho más caro”.

A esta declaración poco feliz del ministro de los Ríos se le sumó su participación, según parece, igual de infructífera en una reunión que tuvo junto a autoridades de la petrolera estatal YPF y de la Secretaría de Energía para avanzar en la normalización del servicio, logrando solamente la promesa de una distribución federal. “Los aumentos ya ocurrieron frente a una mayor importación que está generando YPF. Me confirmó Pablo González, director de YPF, dos buques más ya importados y una logística de distribución que tiene que priorizar el norte, porque sino la distribución ocurre y se centra en el centro del país y el federalismo bien gracias”.

Consultado por la readecuación de precios, una vez se estabilice la distribución, el ministro de la Producción no precisó un estimativo del incremento que seguramente se hará efectivo, sal respecto dijo que “el mercado de los combustibles está íntegramente regulado por Nación, por lo cual no tenemos ninguna participación en la cadena de producción de precios de los combustibles”.

Pero en el centro no pasa esto

En Buenos Aires y las provincias céntricas del país no atraviesan la escasez de gasoil ni para la producción y mucho menos en los surtidores, solo es un problema que afecta al NOA, específicamente a los sectores que trabajan con el transporte de pasajeros, de carga, logística y los que hacen uso para las tareas del campo relacionadas con las cosechas y la producción.

Según el gobernador Gustavo Sáenz, más allá de afectar a los productores y prestadores de servicios públicos, esto se trasladará a los ciudadanos en general y “nos obliga a que tengamos desde Nación una respuesta en la que nos digan con certeza cómo se va a resolver esta problemática”. En ese sentido la diputada nacional Virginia Cornejo, apuntó contra el mandatario provincial y el presidente Alberto Fernández y les exigió “la normalización de la provisión del combustible por las gravísimas consecuencias que el desabastecimiento genera en la población” y añadió que “sería muy importante poder contar con las explicaciones de los ministros del área para dar certeza y tranquilidad a todos los que están sufriendo por su faltante”.

Desde la perspectiva de Cornejo la solución para evitar el desabastecimiento sería bajar los impuestos como lo hicieron otros países del mudo “se pierden más de 25 millones de dólares por importar un buque de gasoil que se vende a un precio por debajo de lo que se paga”, finalizó.

Lo cierto es que la situación de falta de gasoil, utilizado para la cosecha y el transporte de mercaderías se profundiza en el NOA y el NEA, a tal punto tal que fue el eje central planteado en el marco de la décima Asamblea de Gobernadores del Consejo Regional del Norte Grande donde participó Gustavo Sáenz.

La misma se realizó en presencia de los titulares de las carteras productivas de las diez provincias que integran la región, junto al vicejefe de Gabinete de Nación, Jorge Neme, a quien le exigieron soluciones urgentes ante la falta de combustibles. El funcionario nacional informó que próximamente estarán recibiendo barcos cisterna de importación de gasoil para resolver la demanda estacional consecuencia de la cosecha. YPF, Shell y Axion normalizarían su abastecimiento para finales de junio. Otro de los puntos tratados apunta a revertir las diferencias que hay entre Ciudad de Buenos Aires, sus alrededores y el interior del país a la hora de acceder a los subsidios en los servicios públicos y el transporte.

En ese sentido, el diputado nacional del Frente de Todos, Emiliano Estrada señaló en nuestra redacción que “No pueden los porteños seguir pagando $18 pesos el trasporte y que cuando se firmó un acuerdo con el FMI se les quiera recortar a todas las provincias por igual. Primero hay que recortarles el presupuesto primero a los porteños, llevarles el colectivo a 50 pesos y después empezamos a hablar”.

Entre las medidas transitorias poco efectivas para paliar la crisis de combustibles, Defensa del Consumidor propuso sancionar a las estaciones de servicios por no informar de “la inexistencia de combustibles”, uno de los sectores que más afectados con los incumplimientos de las petroleras y por la disposición de guardar combustible para vehículos oficiales.

Según la titular del organismo, María Pia Saravia, las estaciones de servicios deben informar con carteles visibles ubicados en los accesos o veredas de las estaciones de servicios la disponibilidad de venta de los diversos combustibles del mercado GNC, gasoil, nafta súper o premium, aclarando si hay o no stock, lo que evitará largas filas, como así también el ingreso innecesario para conocer la disponibilidad del combustible”.

Te puede interesar