“En los countries pagan $3 pesos por mes el agua”

DE BUENA FUENTE 19 de mayo de 2022 Por El Expreso de Salta
Carlos Saravia explicó cómo avanza el EnReSP en la regularización del servicio de agua en barrios privados, y aseguró que existen 56 urbanizaciones que nadie controla en Salta. Ahora deberán registrarse en un plazo de 90 días para adecuarse a un esquema en el plazo de un año: siendo absorbidos por Aguas del Norte, a través de un esquema de subprestación o estableciendo contratos administrativos. Tendrá un cupo y de excederse, se aplicarán multas de $45 millones. “No puede ser que un pobre pague $500 o $1000 y alguien que tiene terrenos de mil metros y derrocha agua, $0: Todos van a pagar tarifas”, sentenció.
WhatsApp Image 2022-05-19 at 9.16.57 AM

Carlos Saravia, Presidente del Ente Regulador de Servicios Públicos, visitó el programa De Buena Fuente con Marcela Jesús por FM Atlántida FM 93.5, TV Canal 2 Salta,FM La Muni 100.1, Salta Cable Color y Norte Visión Satelital.

“Los barrios privados pagan 3 o 4 pesos de consumo, porque no están sometidos al régimen”, explicó Saravia. Al respecto, advirtió que Aguas del Norte “no se puede expandir, apenas puede reparar la que tiene”. En este sentido, sostuvo que los desarrollos urbanos privados avanzaron buscando agua, con aprobación de la Secretaría de Recursos Hídricos, “el problema es que les dan el agua, ellos siguen urbanizando pero nunca se formalizan en constituir un Consorcio de Agua, como corresponde”. “Tenemos 56 urbanizaciones que nadie controla”, sentenció.

Saravia contó cómo avanza el EnReSP al respecto: “Como comparten las fuentes de agua con Aguas del Norte, tenemos que cuidar el agua porque el que depreda al agua, le saca el agua a los que están con Aguas del Norte”, sostuvo y afirmó que se colocarán los primeros macromedidores, donde van a poder sacar agua sobre un cupo y si se exceden, deberán pagar hasta $45 millones de pesos, aunque advirtió que como se autorizó a la actualización de multas, se podrán aplicar montos mayores. Por otra parte, se abordará el tratamiento del agua, que “no está garantizada calidad porque nadie controla” y manifestó que no se sabe si se realizan análisis semestrales o qué pruebas se hacen al respecto, por tanto, advirtió que “si hay problemas con  consumo de agua que producen, no hay seguros, entonces el estado es el que estaba expuesto a este tipo de demandas”.

“Lo solucionamos ahora, ya que tienen 90 días de plazo para incluirse en un registro, les damos un año para que avancen en un esquema de regularización”, afirmó el presidente del Ente Regulador. Explicó que estas urbanizaciones deberán “cumplir con la normativa técnica”, siendo absorbidos por Aguas del Norte, a través de un esquema de subprestación o contratos administrativos. Sobre el primero, Saravia advirtió: “Algunos desarrollos que ya hicieron la infraestructura le dicen a la empresa que lo absorba, pero entonces hay que destapar todas las cañerías para ver cómo hicieron”, mientras que sobre el segundo esquema, remarcó que se debería hacer un convenio con el EnReSP ad referéndum del gobernador, pero con las mismas condiciones COSAySA. y sobre el tercero, habilitará al Ente para “ejercer el servicio de policía”.

Por otra parte, remarcó que la principal problemática la tienen con los barrios privados abiertos, donde “hay algunos desarrolladores que no tienen escrúpulos para trabajar en consonancia con la ley, abren calles, donan las ochavas y espacios verdes y se van y ahora tenemos que ir a regularizar esos barrios”. “Tenemos urbanizadores que dicen ‘al pozo lo hicimos nosotros, el agua es nuestra’, y ellos tienen una confusión muy grande, el agua es de la provincia de Salta, y la captación está regulada por nosotros”, reclamó y también observó: “Tenemos desarrolladores que cuando querían ir los funcionarios públicos, a pesar que la ley los avala a  ir con fuerza pública, no dejan entrar a nadie, este es el problema que creen que tiene un feudo; dar agua potable, pero tratarla y distribuirla es un servicio público delegada solo por el estado”.

Sobre el objetivo final de este proceso, Saravia sentenció “al final, todos van a pagar las tarifas, no puede ser que un pobre en un barrio humilde pague $500 o $1000, con una cuadrícula de 10x20 m; y el que tiene mil metros, con jardín o pileta y que derrocha agua, paga $0”. “No puede ver que haya una situación de desigualdades en esos niveles, si compran vehículos de alta gama, y pregonan una forma de vida, paguen servicios”, finalizó.

Te puede interesar