"Desde 1998 existe el compromiso de reformar de la representación en la Legislatura"

El exvicegobernador de la provincia, Ricardo Gómez Diez, indicó que la última reforma constitucional de la provincia no abordó el tema de la representación legislativa y que esto es grave, no solo porque produce una distorsión que favorece a la fuerza política que concentra la mayor caudal de votos en el interior, sino porque además produce una concentración de legisladores en la composición de las cámaras tendiente a tener "los dos tercios".
IMG-20220404-WA0114

Segun indicó el funcionario en el programa De Buena Fuente, los legisladores electos deberían reflejar el valor la voluntad de las urnas, pero que esto no sucede. "Es un tema que está pendiente, sin solución. En 1998 que fue la primera reforma que se le hizo a la Constitución de 1986, se firmó un acuerdo entre el entonces gobernador, Juan Carlos Romero, y los presidentes de todos los partidos políticos, propugnando una reforma en la Cámara de Diputados y a esos efectos se estableció que antes del año 2003 iba a haber por vía de enmienda legislativa,  una reforma al órgano. Esa enmienda está incumplida en la cláusula transitoria décimocuarta, y está hasta ahora no se cumplió" denunció Gómez Diez.

Esto afecta directamente al sistema de representación porque el voto de los salteños que viven en la Capital o en los departamentos de Orán y San Martín están super representados, "altera la composición de la Cámara de Diputados, que no es el reflejo de la manera que la ciudadanía se pronuncia en el acto electoral, la concordancia entre los votantes y los legisladores no se condice", apuntó.

"Esto produce una distorsión, que favorece a la fuerza política que controla los departamentos de menor población, el resultado es que ambas cámaras se conforman con una mayoría de dos tercios", agregó.

Hay sistemas electorales que permiten la representación territorial, garantizando la composición del órgano legislativo de acuerdo a la manera en que la gente se pronunció en las urnas.

Sin embargo, la legitimidad democrática esta dada por los votos y la representación no es  proporcional. "El departamento Capital tuvo 64% de asistencia a las urnas y casi 13 % de votos en blanco. Esto significa que es una elección que tuvo lugar con la mitad del electorado, entre los ausentes y los que no encuentran propuesta que les permita canalizar la realidad, esto en el interior todavía es más pronunciado" ejemplificó.

En Salta existe el problema de legitimidad democrática. "La gente que está con Gustavo Sáenz determinó que se cambiaba y que no porque tenía más de los dos tercios. Tenía la mayoría total, esto impidió que se hiciera una reforma por consenso que hubiera sido lo ideal, un debate amplio, porque la experiencia histórica indica que lo más conveniente es que las constituciones y las reformas constitucionales sean fruto de consenso mayoritario dentro de la sociedad. Ese es el espíritu con el que trabajamos las anteriores cconvenciones constituyentes. En 1986 cuando se redactó toda de nuevo y  en el 1998 cuando se reformó", concluyó.

Te puede interesar