Fidel Ahuerma: "Mi cliente fue abusado por Aballay por cuatro años, dentro y fuera del Club"

DE BUENA FUENTE 30 de marzo de 2022 Por El Expreso de Salta
Así lo sostuvo el abogado querellante Fidel Ahuerma, en el caso que denuncia al entrenador de básquet Mario Aballay de GyT por abusos sexuales infantiles. Explicó el modus operandi, que iniciaba generando confianza con las víctimas y luego perpetraba los abusos en una habitación dentro del club. Su cliente fue abusado desde los 11 a los 14 años, y hoy que tiene 22, se animó a denunciar.
IMG-20220330-WA0018

Fidel Ahuerma, abogado querellante, visitó el programa De Buena Fuente con Marcela Jesús por Tv Canal 2 Salta, Atlantida FM 93.5 Salta, FM La Muni 100.1, Salta Cable Color y Norte Visión Satelital.

Ahuerma es abogado querellante en el caso que denuncia por abusos sexuales a Mario Aballay, reconocido entrenador de básquet del Club Gimnasio y Tiro, que acosaba a niños que entrenaban con él.

"Es un caso muy triste. Se radicó denuncia el 16 de febrero cuando la víctima decidió denunciar hechos de abuso desde el año 2011 hasta el 2014, de manera continuada, eran abusos sexuales cometidos durante casi cuatro años por este profesor en instalaciones del Club, como fuera del Club", explicó el abogado sobre esto último, remarcó: "Por eso el cuestionamiento al Club GyT y los hechos denunciados".

Ahuerma remarcó que su cliente tenía que años al momento de los abusos, y sucedieron hasta sus 14 años; hoy tiene 22 años. "El profesor tenía un modus operandi porque tome conocimiento con diferentes chicos, menores de edad, que buscaba tener confianza con la víctima, con la familia de la víctima, y los tenía como sus pollo, les decía cosas como 'sos el mejor jugador, vas a llegar lejos' y así hacía para ganar confianza y perpetrar abusos de distinta índole", contó el querellante. Además, agregó que los abusos los llevaban a cabo "en una habitación pegada, cerca de la cancha de básquet, donde habían elementos como pelotas de básquet, que tenía un acceso privado aparentemente y sucedían ahí", sostuvo Ahuerman aunque aseguró que también se perpetraron "fuera de club, en diferentes lugares".

Sobre el denunciante, afirmó que vivió un proceso de ocho años con asistencia psicológica, terapia y acompañamiento de la familia, para animarme a denunciar ahora. "Hablar siempre querés, pero no podés, la situación es delicada. Después de un tiempo pudo y decidió hablar y formalmente denunciar", concluyó.

Te puede interesar