"La gente cree que solo hay abuso sexual cuando hay penetración"

Así lo aseguró la directora del Observatorio para la Protección de la infancia de la UCASAL, Fanny Arrieta, quien, sostuvo en el programa De Buena Fuente que este mito, al igual que muchos otros pertinentes al abuso sexual infantil, deben derribarse.
IMG-20220304-WA0019

La directora del observatorio, recientemente creado en 2019, informó que la provincia de Salta no cuenta con datos unificados respecto al abuso sexual infantil, "los organismos manejan cifras pero cada uno por su cuenta, por un lado están las denuncias, por otro lado los casos que ingresan por el área de Salud, o Educación mediante escuelas pero no hay un solo criterio para propiciar políticas públicas de protección e impulsar muchas de ellas que no se llevan a la práctica", dijo Arrieta.

En ese sentido, afirmó que una de las funciones del observatorio responde a la necesidad de impartir instrucción correcta respecto al flagelo en organismos e instituciones que se enfrentan con casos de abuso sexual infantil.

"La salud son los primeros que van a recibir estos casos y a veces hay conceptos errados, mitos incorporados , la cultura transmite mitos que hacen que el umbral de reacción ante ellos no sea la adecuada, por ejemplo, cuando se habla de abuso sexual, lo primero que se viene a la cabeza es el acceso carnal", detalló la directora.

Arrieta ejemplificó la gravedad de no derribar esas creencias culturales en la sociedad,  "en la escuela, donde un niño se contarle a una autoridad que un abuelo lo toca y no le gusta, entonces esta docente que recibe esta información, si tiene instalado una de estas representaciones sociales, al escuchar que lo tocan supone que no es tan grave, y entonces el impulso para reaccionar y proteger al niño se ve diluido en esta concepción que se tiene al respecto. Pueden ser docentes, familiares, personal de salud, etc", cuestionó Arrieta.

El 80 % de los abusos sexuales contra menores son intrafamiliares, es decir el núcleo familiar, amigos, o personas que están bajo su cuidado y ejercen violencia simbólica y física.

Te puede interesar