Bicentenario: el cura Ossola alertó sobre "invasores" que enseñan a "changos y chicas a vivir de arriba"

POLITICA 17 de junio de 2021 Por Oscar Burgos
Como hace doscientos años, la conmemoración de la muerte del General Güemes se desarrolló en medio de una tirantez política y clasista. Por ejemplo, en San Lorenzo, en la mañana de hoy 17 de junio, la palabra la tomó el cura Oscar Ossola para advertir sobre invasores pero no se animó a decir quiénes eran, aunque en el contexto presente y la ubicación política del cura se sobreentiende que se refirió al gobierno nacional.

Como en distintos puntos de la provincia, en Villa San Lorenzo también se recordó la figura del héroe Martín Miguel de Güemes. Y como ocurrió en los actos centrales, también allí estuvo presente la grieta política que despertó la decisión del gobierno provincial de suspender el desfile y no darle los millones que solicitaban para el "asado patrio". En San Lorenzo, la voz la tomó el cura Oscar Ossola, quien tomando un escrito publicado por un tal ingeniero Sergio Valdez en Facebook.

El texto es un llamado al General para que regrese a salvarnos de una supuesta invasión que viene a dividirnos, leyó textual el cura, pero no se animó a identificar a los supuestos enemigos de la patria. Evidentemente, al hablar del invasor oculto que "nos quita la cultura del trabajo..., que les hace a los changos y a las chicas vivir de arriba, sin esforzarse, sin estudiar... sin agarrar una pala, un pico o un libro", no hace falta más para darse cuenta a qué sector político pertenece el autor del texto y el cura Ossola. "Invasor hipócrita", invasor que utiliza la democracia "para llenarse los bolsillos de dinero", sólo le faltó decir peronismo o kirchnerismo.

Faltó que Ossola o Valdez citaran a Alfredo Olmedo para completar la trama oculta detrás del texto leído. Y lo mejor de todo fue que Ossola decidió al menos por un día, salir del lugar de confort de ser cura para mostrarse  como un político de agallas -aunque de lejos- para coincidir con quienes están en contra de ayudar a jóvenes que no tuvieron la virtud de nacer en Villa San Lorenzo, y que por ayuda del estado pueden estudiar y tener otras oportunidades para un futuro mejor, un exceso de meritocracia.

     

Te puede interesar