Comienza campaña de salud para la diversidad sexual

SALTA 07 de septiembre de 2019
Desde el lunes 9 y durante todo el mes, se llevará adelante una campaña destinada a garantizar el derecho a la salud de personas lesbianas, bisexuales y trans, facilitando el acceso de esta población al sistema de salud. Las actividades son organizadas por el área de Diversidad de la Supervisión de Salud Sexual y Reproductiva, en forma conjunta con el Observatorio de Violencia contra la Mujer.
Comienza campaña de salud para la diversidad sexual

En el marco de esta iniciativa, se han establecido los siguientes puntos de atención:

Consultorio de la residencia de Medicina Familiar, ubicado en avenida Sarmiento 655, donde se atenderá de lunes a viernes de 8 a 13 y los jueves de 14 a 17.

Consultorio de la Mujer del hospital Señor del Milagro. Lunes, de 8 a 10 y miércoles de 14 a 17.

Centro de salud Nº 49 barrio Parque Belgrano. Lunes, de 10 a 12.

Centro de salud Nº 5 barrio El Pilar, Balcarce 1899. Miércoles, de 10 a 12.

En el centro de salud Nº 10, del barrio 20 de Febrero, la atención será desde el martes 17, de lunes a viernes, en el horario de 10 a 12.

Romper mitos y prejuicios

“El objetivo de la campaña es garantizar el derecho a la salud de todas las personas, rompiendo mitos y prejuicios que llevan a que en muchos casos se oculte información sobre las prácticas sexuales y se pierda la posibilidad de detectar enfermedades”, explicó la supervisora de Salud Sexual y Procreación Responsable, Mariángeles Gorini.

En este sentido, comentó que el cáncer de cuello de útero se puede trasmitir de mujer a mujer a través de relaciones sexuales, por lo que es importante que la mujer lesbiana se haga el examen de Papanicolaou, que permite detectar cambios en las células del cérvix que podrían evolucionar hacia un cáncer.

Toda mujer, independientemente de sus prácticas sexuales, puede tener cáncer de mama o de ovarios, lo que se puede detectar tempranamente con una ecografía para iniciar tratamiento.

Muchos profesionales de la salud presuponen erróneamente que las personas que acuden a consulta son heterosexuales. Esto hace que lesbianas, bisexuales y personas trans oculten información sobre sus prácticas sexuales, lo que atenta con un buen diagnóstico de su estado de salud. 

Te puede interesar