Cuatro años de prisión para el sargento Borja por violencia de género

JUDICIALES 05 de septiembre de 2019
El sargento de la Policía de la Provincia de Salta, Roberto Borja, fue condenado a cuatro años de prisión efectiva por ser considerado responsable de lesiones agravadas por abuso sexual, desobediencia judicial y coacción con armas. El aberrante hecho tuvo como víctima a su ex pareja, una mujer que vivió el calvario durante años y a la que también denunciaron por lesiones pero fue absuelta.
Borja junto a su defensora Cecilia María Brandán

En sus denuncia, la víctima sostuvo que el hombre le propinó golpizas inhumanas, pateándola en el piso, ahorcándola hasta desmayarla y todo tipo de violencia, llegando a gatillarle el revólver en la cabeza.

La denunciante señaló que Borja hizo valer su condición policial evitando que colegas suyos tomaran la denuncia, obligándola a deambular herida, por todas las comisarías hasta encontrar que se las asentaran.

La fiscalía, en su momento, ordenó que se le retire el arma reglamentaria al agresor quien la usaba como diversión simulando ejecuciones a la madre de sus hijos. También se le establecieron medidas como prohibición de acercamiento (la cual no acató) y a la mujer se le suministró un botón antipánico.

El querellante, Francisco Javier Latorre, contó que después de una larga espera, se pudo conocer un fallo que sentará precedencia en materia de género. “Se impone la pena de prisión efectiva de a cuatro años al ahora ex sargento Borja por haberse acreditado los hechos denunciados”, dijo. Y aclaró que su clienta fue absuelta lisa y llanamente porque las lesiones que ella le cometió a su victimario, fueron para defenderse. Es un mensaje alentador para que las mujeres víctimas de violencia de género puedan encontrar justicia y paz para sus vidas”, concluyó.

Te puede interesar