Romero: “No hay nada para festejar”

POLITICA 12 de agosto de 2019 Por
Empecinado en responsabilizar al kirchnerismo de todo, Juan Carlos Romero dijo que a Macri le fue imposible reconstruir lo que se destruyó en 12 años de la anterior gestión. Y pronosticó que la incertidumbre en los mercados seguirá hasta octubre. Su lectura política del resultado electoral.
Ver galería Juan Carlos Romero en su sede (3)
1 / 4 - - Romero pierde peso en Salta, de ser invencible a pelear por el segundo puesto ¡y con Lara Gros! (Omar Barrios)
Juan Carlos Romero y su lista Juntos por el Cambio, quedó en segundo lugar, seguido muy de cerca por la lista oficialista Unión por Salta que encabezó Pablo Kosiner y Marcelo Lara Gros.
Romero apareció tarde a hablar con los medios, como la mayoría de los candidatos, y lo primero que hizo es su lectura del resultado del domingo. “No hemos podido en estos cuatro años, convencer a la gente del estado que se recibió el país en el 2015. Los últimos cuatro años del kirchnerismo fueron muy malos, y de estos cuatro años, dos creció el país y en los otros dos, estamos sufriendo consecuencias de recesión, las pymes con los problemas que hay, y otros problemas que son estructurales de Argentina. Lo que yo dije en campaña y lo vuelvo a repetir ahora, es que tardó el kirchnerismo 12 años en destruir el país y a este gobierno no le podemos exigir que en cuatro arregle todo. Tal vez faltó falto comunicación y faltaron acciones concretas, faltó una coordinación entre gobierno nacional, provinciales y municipales; cómo puede ser que a algunas provincias les vaya bien con Juntos por el Cambio y a otras no”.
Luego aclaró que “nunca voy a culpar al votante que tiene sus motivos y sus razones, siempre nosotros, los dirigentes tenemos que hacernos cargo de que no fuimos capaces de transmitir, no solo una verdad, una realidad, sino también una emoción”.
Y buscó diferenciarse de sus ocasionales adversarios, y sin mencionarlos, les tiró algunos palitos: “A nosotros no nos eligieron en Buenos Aires, ningún partido, a otros los eligieron en el Grand Bourg, nosotros hicimos una propuesta de trabajar por Salta y luchar solamente por la provincia y los salteños y sus problemas y eso consolidó el voto”, resaltó.
De pie en una pequeña sala y rodeados de dirigentes de su sector, Romero fue consultado si el resultado influirá en la decisión de su hija Bettina de ser candidata a intendente en las próximas elecciones provinciales. “Hasta ahora no hemos hecho nada por las elecciones provinciales, salvo un frente que constituyeron aquellos que lo constituyen, a partir de mañana, terminado esto, comenzarán a movilizarse las fuerzas provinciales. Y yo estoy seguro que así como en estas elecciones fue un trabajo de cara a la gente, tanto Bettina si decide ser candidata y otros candidatos, van a trabajar llevando el mensaje de qué ciudad queremos, qué provincia queremos. Eso ya es parte de otra campaña”.
-¿Cómo cree que reaccionará el mercado mañana?
-“Si yo lo supiera, le digo qué compre mañana, la verdad que no lo sé. Yo digo que el país viene trayendo incertidumbre hace mucho tiempo. Nuestra gente, los inversores, no se animan a invertir con la tasa financiera que es tan alta, esto impide que hoy mismo o ayer o anteayer, se encare algo nuevo, y tampoco van a encarar algo nuevo hasta diciembre porque seguimos en la misma incertidumbre. ¿Podrá el oficialismo remontar esos x puntos que le lleva el kirchnerismo? Si o no, entonces sigue siendo Argentina un país imprevisible, porque en cualquier país como Chile, Perú, o en Bolivia, cambian los gobiernos y la economía sigue y sigue, algún día los argentinos tendríamos que tener un modelo económico serio que siga por el mismo carril, cambie el gobierno que cambie. Así, asusta invertir porque aquí podemos pasar de una ilusión capitalista o ir a Venezuela”.
Y al final, y para los aplausos, respondió a la pregunta de El Expreso de Salta, sobre si estaba festejando el segundo puesto que lograba hasta anoche y por escasa diferencia.
-“Primero, que no hay nada para festejar. Acá estamos diciendo que quedamos en un lugar competitivo que va a permitir que vamos por uno o dos senadores en octubre y que vayamos a poner dos diputados, por lo menos. La expectativa es poner la mayor representación en el Congreso, así que no es que estamos festejando, que la gente esté contenta porque me quiere no es un festejo”, cerró.

Te puede interesar